Spanish

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, aplaudió este fin de semana en Nueva York la entrada del empresario mexicano Carlos Slim en YPF y volvió a defender la expropiación del 51 % de esa petrolera a la española Repsol, a la que acusó de haber mantenido una política de "desinversión" en su país.

La decisión del hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, de hacerse con el 8,4 % de las acciones de la productora de hidrocarburos es una "buena noticia", declaró la mandataria durante un almuerzo con inversores estadounidenses en la Asociación de las Américas de la "Gran Manzana".

Ante representantes de firmas como la compañía agrícola Monsanto, la farmacéutica Pfizer o la petrolera Chevron, Fernández instó a invertir en su país y dijo que la de YPF "no fue una expropiación que hubiéramos deseado hacer", pero la justificó en lo que calificó como una política de "desinversión" de Repsol en ese país.

Fernández, quien afirmó que "por primera vez" en los últimos 17 años el país tuvo un "déficit hidrocarburífero de 3.000 millones de dólares" en Argentina que "nos comía parte de nuestro excelente superávit comercial", dijo que su Gobierno "ha elegido el camino más difícil".

"Podríamos haber hecho una nacionalización, una estatización del 100 % de la empresa. Esto nos hubiera bajado de la bolsa de Nueva York y de la de Argentina", dijo la presidenta en ese encuentro, enmarcado en su viaje a Nueva York para reclamar en el Comité de Descolonización de la ONU la soberanía de las Malvinas.

Por ello, Fernández afirmó que YPF va a organizar una gira para captar inversores en la que informará de "los modelos de negocio de producción, explotación y de servicios" que puede ofrecer el mayor productor de hidrocarburos de Argentina.

En su almuerzo con empresarios de EEUU, nación que más invierte en Argentina, Fernández destacó el "liderazgo" de su país en materia nuclear, farmacéutica y biotecnológica, y aplaudió la decisión de Monsanto de invertir en Córdoba (norte) 150 millones de dólares en una semilla con un gen que se extrajo del girasol.

"Es muy importante que ustedes sepan esto de boca de la presidenta argentina, porque es difícil que lo encuentren por los medios", manifestó ante esos empresarios, a quienes aseguró que su país tiene unas "perspectivas formidables".

En ese sentido, Fernández pidió que se superen "las barreras comerciales" de su país con Estados Unidos, donde dijo que no pueden "colocar ni limones ni carnes".

Por lo que respecta a la crisis europea, Fernández pidió "liderazgo político" y aseguró que la solución no es "dejar caer" a los países en problemas, sino aplicar "un rescate vigilado y controlado".

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: