Spanish

El 6 de julio de 1962 un ataque al corazón
fulminó a uno de los mejores escritores de la literatura universal,
William Faulkner, el referente de la mayoría de los grandes autores del
siglo XX. Desde este miércoles, reediciones en papel y en digital celebran y
reclaman la lectura de su obra.

La reaparición de su novela
"La mansión" con nueva traducción y, sobre todo, la publicación del
libro "Cartas escogidas" con más de cincuenta misivas inéditas hasta
ahora en castellano, y de otros nueve títulos que desde este miércoles están
subidos a la red en formato e-book, conmemoran ya este medio siglo sin
el escritor más emblemático del sur de Estados Unidos.

William
Faulkner (Oxford, Misisipi, 1897), creador de una prosa compleja, con
saltos en el tiempo, monólogos interiores y juego de voces que circulan
como ríos subterráneos, escudriñó el corazón del hombre y sus tragedias
en medio de la sociedad sureña. Y lo hizo a lo largo de una vida volcada
en la poesía, el relato, las novelas, el ensayo y el artículo, pero sin
olvidar la bebida, otra de sus pasiones.

Fue una gran
renovador de la ficción, explica María Fasce, la editora de
Alfaguara, el sello en el que aparecen estas reediciones que conmemoran y
festejan al autor de "El ruido y la furia".

Las "Cartas
escogidas", que pueden leerse como la autobiografía del propio autor,
superan la edición que se hizo en Seix Barral en los años ochenta,
porque añaden las nuevas misivas ya mencionadas. El libro, que fue
publicado de manera póstuma, reúne todas las cartas que escribió el
premio Nobel desde 1918 hasta su muerte sin la intención de que fueran
publicadas, recuerda la editora.

Fue su hija, Jill Faulkner
Summers, quien autorizó finalmente que se publicaran para el bien de la
literatura universal, aunque el escritor, como recuerda en el prólogo el
responsable de esta selección, Joseph Blotner, era una persona muy
reservada.

"Mi ambición como persona reservada que soy, es que
me borren y echen de la historia sin dejar rastro, sin más restos que
los libros publicados", escribió este escritor, que quería que su
epitafio dijera: "Compuso libros y murió".

En estas cartas se
ve a un Faulkner dialogando con su madre, en sus primeros viajes por
Europa; su relación con los editores; su firmeza, disciplina y gran
capacidad de trabajo, así como su pasión por publicar; su preocupación
por el dinero y sus ganas de obtenerlo aunque para ello tuviera que
escribir en la revista "Cosmopolitan".

Para María Fasce, estas
reediciones son fundamentales para volver a un escritor que ha sido de
vital importancia y maestro para otros grandes como Borges u Onetti,
para quien Faulkner era "uno de los más grandes artistas del siglo".

Para Gabriel García Márquez, el libro "El villorio" es "la mejor
novela suramericana jamás contada"; Coetzee lo definió como "el más
radical innovador de los anales de la ficción norteamericana", y Carlos
Fuentes, que unía a Faulkner con Cervantes, decía que ambos añaden algo
al mundo.

"Ilustran nuestro espíritu -decía Fuentes- al
convertir los mundos ocultos en mundos liberados. Faulkner, mediante la
conciencia trágica y el dolor, y Cervantes, mediante la comedia y la
idea de que el hombre prevalecerá".

También el premio Nobel
Mario Vargas Llosa sostiene que sin el autor de "Absalón, Absalón" no
hubiera habido novela moderna en América Latina", y Javier Marías,
Antonio Muñoz Molina, Alberto Moravia, Flannery O'Connor, Michel
Ondaajte o Alejandro Gándara, entre otros muchos, ven la huella del
creador del mítico condado imaginario Yoknapatawpha en toda la
literatura contemporánea.

Alfaguara reeditará en octubre la
novela "Intruso en el polvo", y en digital están ya "El villorio",
"Santuario", "El ruido y la furia", "Luz de agosto", "Cuentos reunidos",
"La ciudad", "Una fábula" y "La escapada".

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: