Spanish

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo,
presentó este lunes un proyecto de ley para reducir las penas por posesión de
pequeñas cantidades de marihuana, en un esfuerzo para rebajar el número
de detenciones relacionadas con ella y que suelen afectar en mayor
medida a las minorías latina y afroamericana.

"Esta nueva ley
salvará a miles de neoyorquinos, que son de manera desproporcionada
jóvenes negros e hispanos, de cargos por delitos menores", dijo Cuomo en
un comunicado tras presentar la iniciativa junto a un grupo de
legisladores estatales y acompañado de varios activistas.

Se
trata de una iniciativa para que se despenalice la posesión de 25 gramos
o menos de marihuana en público, lo que reduciría de manera importante
el número de detenciones relacionadas con la posesión de cannabis en
todo el estado de Nueva York.

Bajo la legislación actual, se
pueden presentar cargos contra cualquier persona que sea descubierta en
público en posesión de 25 gramos o menos de marihuana, algo que, con la
propuesta del gobernador demócrata, pasará a considerarse una infracción
merecedora de una multa.

El consumo de marihuana en público
seguirá siendo considerado un delito, por lo que continuará suponiendo
la presentación de cargos contra el infractor.

La iniciativa
de Cuomo, que debe ser aprobada ahora por la Legislatura estatal,
responde a la creciente preocupación entre los neoyorquinos ante el
aumento de detenciones por posesión de menores cantidades de cannabis,
que, según datos del Gobierno estatal, han pasado de 2.000 en 1990 a más
de 50.000 en 2011.

El 50 por ciento de los detenidos son
menores de 25 años y el 82 por ciento son miembros de las minorías
hispana y afroamericana, y su detención por este delito queda en su
expediente, lo que, según el gobernador, se convierte en una barrera
para que los jóvenes encuentren empleo.

El alcalde de Nueva
York, el independiente Michael Bloomberg, respaldó este lunes la medida
anunciada por Cuomo debido al gran impacto de la legislación actual en
la Gran Manzana, donde se producen de promedio del 94 por ciento de las
detenciones cada año.

"La propuesta sobre la marihuana del
gobernador Cuomo logra el equilibrio adecuado y garantiza que la Policía
de Nueva York siga teniendo las herramientas que necesita para mantener
la seguridad ciudadana, entre ellas la detención a quienes vendan o
fumen marihuana en público", dijo Bloomberg.

El jefe de la
Policía de Nueva York, Raymond Kelly, también salió en defensa de la
nueva legislación, ya que ofrece "un acercamiento equilibrado" y respeta
al mismo tiempo la penalización por fumar marihuana en público.

Varios activistas dieron la bienvenida también a la nueva iniciativa
de Cuomo, ya que consideran que "ayudará a restaurar la confianza entre
las comunidades y los agentes del orden", según dijo en un comunicado la
directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York,
Donna Lieberman.

Esa organización ha denunciado en repetidas
ocasiones el aumento de los registros de la policía a latinos y negros
en Nueva York, una práctica que ha acabado con un gran número de ellos
detenidos debido a la legislación que Cuomo desea ahora cambiar.

La Unión de Libertades Civiles presentó en mayo un estudio que reveló
que en 2011 la policía paró en la calle a 685.724 neoyorquinos de los
que el 41,6 % eran varones latinos y negros de entre 14 y 24 años, un
grupo que representa sólo el 4,7 % de la población total de la ciudad.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: