Spanish

El caso de una niña hispana de 10 años de edad que falleció horas después de una pelea escolar en Long Beach, al sur de Los Ángeles, fue clasificado este lunes como homicidio por las autoridades.

El informe forense concluyó que la muerte de la estudiante Joanna Ramos -quien cumpliría 11 años en dos semanas- se debió a un golpe en la cabeza sufrido durante una pelea que la niña -alumna de Escuela Elemental Willard- tuvo con una exestudiante, el viernes después de clases.

Según informaron familiares de la joven, la riña aparentemente se debió una disputa por un jovencito. Las dos rivales acordaron definir sus diferencias en un callejón por lo que salieron anticipadamente de un curso para después de la escuela, con siete testigos, para sostener pelea.

Según informó la policía, la pelea duró cerca de un minuto y tras un golpe, Ramos comenzó a sangrar por la nariz. Durante el enfrentamiento, no se utilizaron armas, ninguna de las dos estudiantes cayó al suelo, y al terminar ambas se retiraron caminando por sus propios medios.

Ramos regresó al programa de extracurricular, más tarde vomitó y al no sentirse bien, se retiró antes de que el programa terminara; en su casa se quejó de dolor de cabeza.

La estudiante fue llevada a un centro médico de emergencias alrededor de las seis de la tarde del viernes, inconsciente y aparentemente sin respiración y falleció dos horas después, luego de entrar a cirugía, según las autoridades.

La escuela está ofreciendo ayuda especializada para los estudiantes que la soliciten mientras el Distrito Escolar Educativo de Long Beach inició una investigación disciplinaria. La policía anunció que presentará sus investigaciones a la fiscalía de Los Ángeles que determinará si formula cargos.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: