Spanish

El holandés Joran Van der Sloot,
de 24 años, fue condenado esta semana a 28 años de prisión por el homicidio
calificado y hurto simple de la peruana Stephany Flores en 2010, crimen
que confesó en un intento por reducir la sentencia de 30 años de prisión
pedida por la Fiscalía de Perú.

La sentencia que emitieron
las magistradas del colegiado B de la Tercera Sala Penal para Reos en
Cárcel también determinó que Van der Sloot
deberá pagar una reparación civil de 200.000 soles (74.000 dólares) a
la familia de la víctima, y será expulsado del país al cumplir su
sentencia.

Según la sentencia, se descontará de la condena el
tiempo que el holandés lleva detenido en el penal limeño de Lurigancho
desde el 11 de junio de 2010.

Van der Sloot
se mostró nervioso y moviendo la cabeza en señal de desaprobación
cuando se leyó la resolución judicial por casi dos horas, que fue
traducida simultáneamente al holandés, pese a que él entiende y habla el
castellano.

El acusado se reservó el derecho de apelar a la
sentencia, mientras que la defensa de la familia Flores se mostró
conforme con la misma.

La sentencia contra Van der Sloot
se dictó 48 horas después de que el acusado confesara haber cometido el
crimen y se acogiera a la ley de la conclusión anticipada para intentar
reducir la sentencia de 30 años de prisión pedida por la Fiscalía.

Sin embargo, el abogado de la familia Flores, Edward Álvarez, dijo en
una rueda de prensa que la condena estaba "dentro de los márgenes
previstos", razón por la cual no la van a impugnar.

El letrado dijo que las magistradas han descontado dos años de la penalidad pedida por la Fiscalía, porque Van der Sloot
tenía 22 años al momento del delito y porque se acogió a la ley de la
conclusión anticipada, que evitó el desarrollo de un proceso oral
completo.

Además, al ser consultado sobre los beneficios
carcelarios a los que el holandés podría acceder, Álvarez dijo que es
posible una redención de pena por estudio y trabajo, pero añadió que "en
delitos de sangre, no creo que haya un juez que le conceda el beneficio
de la semilibertad".

El padre de la víctima, Ricardo Flores,
declaró en la rueda de prensa posterior a la lectura de la sentencia que
el próximo lunes hará una denuncia sobre "los excesivos privilegios"
que Van der Sloot ha venido gozando en el penal, como mostró un informe periodístico en las últimas horas.

"De nada sirve que una persona que está sentenciada y en la cárcel,
está mejor que en la calle. (La prisión) debe ser algo que te haga
reflexionar, una cárcel no es un hotel de cinco estrellas", se quejó
Flores, un conocido empresario vinculado al automovilismo.

Según un reportaje del programa "A las once", Van der Sloot
tiene en su celda del penal de Lurigancho un televisor LCD de 42
pulgadas, parlantes y un reproductor Blue-ray para ver películas en 3D,
además de un teléfono celular con acceso a Internet.

El
abogado de Flores dijo que las autoridades penitenciarias conocían de
esto y se mostraron resignadas ante estas irregularidades.

Joran Van der Sloot
conoció a Stephany Flores, de 21 años, en un casino de Lima a fines de
mayo de 2010 y la llevó a su habitación de hotel para robarle el dinero
que ella había ganado en una partida de póquer, según las
investigaciones policiales y que fueron ratificadas en la sentencia.

De acuerdo al fallo, el holandés golpeó a la joven en la cabeza,
después de haber estado jugando al póquer en Internet, y la estranguló y
asfixió, cuando ella cayó desmayada por los golpes.

Tras robarle 850 soles (314 dólares) y sus tarjetas de crédito, Van der Sloot
huyó a Chile por vía terrestre, pero al ser encontrado el cuerpo inerte
de Flores en su habitación de hotel comenzó su búsqueda a nivel
internacional.

Después de ser detenido en Chile, el holandés
fue entregado a la policía peruana, que lo puso a disposición de un
juzgado penal en Lima en junio de 2010.

Van der Sloot
también ha sido investigado en Estados Unidos por la desaparición en
2005 de Natalie Holloway, de 18 años, en Aruba, pero su presunta
responsabilidad en ese caso no ha sido confirmada por las autoridades,
lo cual quedó registrado en el proceso abierto en Lima. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: