Marisol Espaillat creció escuchando cuentos de su padre sobre sucesos 'sobrenaturales', particularmente relacionados con lo mágico religioso y la muerte. 

"Mi papá se crió en la República Dominicana y en donde vivía no había luz; en los campos la gente se divertía haciendo cuentos", dijo Espaillat, quien enfatizó en la gran influencia de estas historias en su trabajo.

A la Neoyorquina de padres dominicanos siempre le apasionaron las letras y la pintura. Hoy, es una autora exitosa que ha publicado poesías, ensayos y cuentos cortos tanto en inglés como en español. "El arte es mi vida", dijo Espaillat.

La poeta presentó el pasado sábado 25 de junio su nuevo libro, 'Strange Nights: A Collection of Short Stories', como parte de la Serie Conozca al Autor, organizada por Taller Puertorriqueño.

La escritora, que publicó su primer libro individual de poesía en el 2004, describió su obra más reciente como "una compilación de relatos breves de géneros diversos que explora creencias, temores y lo desconocido con una dosis saludable de humor y sarcasmo".

Pero Espaillat es una artista multifacética.

La portada de su nuevo libro se deriva de un cuadro pintado por ella misma, el cual representa diversos géneros unidos por lo bizarro, así como temas descabellados e incluso controversiales como la muerte, los ángeles y los espíritus, según relató la autora.

En cuanto al realismo mágico, género de su libro "Strange Nights", agregó que se trata de "un área que no pretendo abandonar porque realmente lo disfruto y me gusta explorarlo y explotarlo".

Sin embargo, dijo estar dispuesta a experimentar con otros géneros literarios en un futuro ya que siente una necesidad de comunicar sus ideas y que éstas sean deleitadas por una variedad más amplia de lectores.

"Intento expresar un mensaje positivo, que se aprenda algo de mi literatura, una moraleja a través de lo que le pasa a mis personajes", dijo Espaillat.

Además, considera que involucrar a los niños y jóvenes en las artes ayudaría a reducir el nivel de delincuencia, así como el índice de deserción escolar.

"La gente que participa en las artes no tiene tiempo para hacer cosas negativas, se enfoca en crear cosas positivas a través de ésta forma de expresión que los mantiene fuera de la calle".

Espaillat se dedica también a la decoración y coordinación de eventos especiales, dos ocupaciones que le permiten crear espacios de fantasía, según comentó.

Hace ocho años, la autora abrió las puertas de su hogar en Nueva York y creó un lugar acogedor y seguro para los amantes del arte.

"Lo hice para que escritores, artistas y aquellos interesados en la cultura tuvieran un espacio físico en donde se pudieran reunir de manera amena y tranquila", dijo Espaillat.

Fue así que, con recursos limitados, estableció dicho espacio y lo llamó "The Poets Lair". Más tarde le cambió el nombre a "The Enchanted Lair – La Guarida Producciones y Diseño".

Esta "guarida" comenzó como una galería y café cultural, adornado con decoraciones egipcias, marroquíes, hindúes y grecorromanas.

Así, su propio hogar se convirtió en un 'show room' dedicado al arte y a objetos decorativos hechos por la misma artista. Sin embargo, luego cerró este espacio al público y lo reinterpretó a través de un blog y una revista virtual bilingüe que recientemente cumplió ocho años en línea. 

La autora no descarta la idea de reabrir un nuevo espacio para continuar su itinerante movimiento cultural cuya misión es "promover las artes y la cultura en todas sus manifestaciones".

Para más información sobre Espaillat y su revista virtual, visite The Enchanted Lair La Guarida

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Paola Chavez