Spanish

Un comité del Senado de Colorado rechazó este lunes los dos últimos proyectos de ley sobre inmigración que aún se debatían en la legislatura.

Una propuesta buscaba sancionar a las ciudades que no colaborasen con las autoridades federales de inmigración y otra pedía nuevas verificaciones de documentos de votantes.

Aprovechando su mayoría en el Comité de Asuntos Estatales, de Veteranos y Militares, los legisladores demócratas dejaron sin efecto el proyecto de ley HB11-1140, que hubiese retenido fondos para los gobiernos locales que optasen por no participar en el controversial programa federal Comunidades Seguras.

Ese programa, que funciona de manera piloto en tres condados de Colorado, permite que las autoridades locales accedan a bases de datos federales para determinar la situación migratoria y la historia criminal de extranjeros detenidos.

Sin embargo, organizaciones pro-inmigrantes y de derechos civiles consideran que dicho programa se presta para el perfil racial; lleva a la deportación de indocumentados que cometen, por ejemplo, una simple infracción de tráfico en vez de un crimen; y crea desconfianza de la comunidad indocumentada hacía las agencias de seguridad, ya que a falta de documentos temen reportar crímenes de los cuales han sido testigos o víctimas.

En 2013, la participación en Comunidades Seguras será obligatoria en todo el país.

Durante su testimonio ante el comité, Hans Meyer, de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés), calificó a Comunidades Seguras como "un programa pura y simplemente de deportaciones masivas".

Por su parte, el senador estatal Rollie Heath consideró que ese programa "no es otra cosa que una caza de brujas".

Los demócratas también rechazaron el proyecto de ley HB11-1252, que pedía que se exigiese "prueba de ciudadanía" para registrarse para votar y que se autorizase al Secretario de Estado de Colorado a no contar los votos de las personas cuya ciudadanía estuviese en duda.

La meta era reducir el fraude electoral al implementar un nuevo procedimiento para pedir los documentos cada vez que existiese una discrepancia en las distintas bases de datos estatales y federales sobre la nacionalidad de un votante.

"Los demócratas acabaron con dos medidas que hubiesen permitido hacer cumplir las leyes contra la inmigración ilegal en este estado", comentó el senador republicano Ted Harvey.

"Los senadores estatales demócratas continuamente dicen que la inmigración ilegal es un problema federal que no se puede resolver a nivel estatal. Pero esta misma mañana votaron a favor de darles aranceles universitarios reducidos a inmigrantes ilegales", agregó.

En realidad, la mayoría demócrata del Senado de Colorado aprobó hoy la redacción final del proyecto de ley SB126, ya aprobado la semana pasada, que otorgaría descuentos en la colegiatura a estudiantes que, además de cumplir con los requisitos académicos correspondientes, estén en condiciones de regularizar su situación migratoria.

La medida, que podría beneficiar a 700 jóvenes, será debatida esta semana por la Cámara de Representantes, donde la mayoría republicana ya anticipó que no será aprobada.

Para Harvey, "los demócratas del senado estatal, en vez de tomar medidas para reducir la inmigración ilegal, están contentos con recompensar y perdonar esa conducta".

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: