Spanish

Una corte federal de apelaciones confirmó este lunes la decisión de una corte inferior de bloquear las medidas más controversiales de la ley 1070 de Arizona que previenen que estas entren en vigor.

Fueron tres los jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito los que determinaron que un juez federal no abusó de su discreción cuando bloqueo la previsión que permitiría a la policía verificar el estatus migratorio de cualquier persona bajo "sospecha razonable".

Activistas en Arizona y en Estados Unidos calificaron como una importante victoria para los derechos humanos y libertades civiles la decisión de hoy del tribunal de apelaciones.

"La decisión de hoy es una victoria para todos los estadounidenses", dijo Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR). "Leyes como la 1070 son costosas, inconstitucionales, inefectivas y no nos acercan para nada a una solución para nuestro sistema quebrado de inmigración".

Por su parte Chris Newman, Consejero legal de National Day Laborer Organizing Network dijo que "la decisión debería de servir como advertencia a otros estados que están considerando replicar la ley 1070 de Arizona". 

"Muchos estados han dicho 'no' a leyes que copian la ley de perfil racial de Arizona, y un número creciente de negocios, organizaciones de fe y de derechos civiles, y líderes de justicia social y laboral se han unido para juntos rechazar estos esquemas inconstitucionales y costosos y exigir una reforma migratoria integral", dijo Murguía.

Según Alessandra Soler Meetze, directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona, "como una política legal, la ley estatal SB1070 es un experimento fracasado que viola la Constitución e invita al perfil racial y crea una mayor desconfianza entre nuestras comunidades y la policía".


"Los legisladores estatales necesitan abandonar sus esfuerzos de aislar a la comunidad latina en Arizona y enfocarse en colaboraciones y alianzas necesarias para reconstruir la economía de Arizona y su reputación", agregó Soler Meetze.


Lydia Guzmán, representante de la organización Respect/Respeto, dijo que su organización se siente satisfecha de que los jueces hayan aceptado los argumentos presentados en contra de la implementación de la SB1070.


"Creo que es muy importante que en su decisión los jueces de la Corte de Apelaciones sostuvieron que la implementación de la SB1070 daña las relaciones internacionales", señaló Guzmán.

Por su parte, Salvador Reza, del movimiento PUENTE dijo que la 1070 y las batallas legales en desarrollo podrían ser evitadas si el gobierno de Obama hubiera terminado el contrato de Arizona de acceso a ICE.

"Un simple plumazo de la pluma presidencial podría resolver gran parte de la crisis de Derechos Humanos en Arizona", agregó.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, informó que analizará sus opciones legales para continuar luchando a favor de la completa implementación de la ley estatal SB1070.

La mandataria republicana respondió así después de que la Corte rechazara la petición del estado de levantar las restricciones en contra de la implementación de la polémica ley.


Brewer dijo en un comunicado de prensa que junto a su equipo legal analizará si apela la decisión de la Corte de Apelaciones ante un panel más grande de jueces de este mismo tribunal o interpone una petición ante la Corte Suprema de Estados Unidos para terminar de inmediato con las restricciones impuestas en contra de la SB1070.


Aseguró que el anuncio del tribunal de apelaciones de mantener la decisión de la juez federal Susan Bolton de la Corte Federal en Phoenix daña la seguridad y el bienestar de los ciudadanos de Arizona quienes, en su opinión, sufren los efectos negativos de la inmigración indocumentada.


Por su parte el Procurador de Justicia del Estado de Arizona, Tom Horne, dijo que "el Circuito Nueve tomó muy en cuenta la oposición de gobiernos extranjeros para mantener la orden judicial en contra de dos de cuatro elementos de la SB1070".


La opinión de Horne es compartida por Brewer, quien calificó como una "vergüenza" que la Corte de Apelaciones otorgue a naciones extranjeras el derecho de vetar leyes aprobadas por un estado soberano de Estados Unidos.


El senador estatal republicano Russell Pearce, principal patrocinador de la SB1070, dijo que está convencido de que obtendrán una victoria ante la Corte Suprema.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: