Spanish

La más reciente obra del dramaturgo cubano Rogelio Martínez, "Wanamaker's Pursuit", combina la experiencia del inmigrante con el extravagane movimiento artístico parisino.  

La ciudad de París y un heredero ficticio de la famosa familia de Filadelfia, los Wanamaker, protagonizan la simpática historia.

"El Kimmel Center y el teatro Arden Thater Company me contactaron y me pidieron una obra sobre París en 1911, me emocionó mucho por todo lo que sucedía en esa época en la ciudad. Sabía de la importancia del acaudalado apellido Wanamaker en Filadelfia y me dije '¿qué tal si un heredero ficticio de la familia visitara París?'", dijo Martínez

En la trama de la obra el protagonista Nathan Wanamaker visita París en busca de nuevas prendas de moda para las tiendas departamentales de su familia. En su viaje conoce íconos famosos del arte como el diseñador de moda francés, Paul Poiret, y el pintor español, Pablo Picasso. Según Martínez, es una obra sobre alguien que llega a un país nuevo, comienza a observar la vida de manera disitinta y la experiencia que resulta de ser alguien completamente nuevo.

Este tipo de historia es un tema recurrente en las obras del dramaturgo, e irremediablemente se puede relacionar con su propia experiencia de vida. Martínez emigró de Cuba junto con su madre a los nueve años a bordo del conocido barco de refugiados El Mariel.

"Creo que siempre estoy escribiendo la misma obra. Mis personajes siempre viajan a lugares nuevos donde encuentran reglas diferentes y tienen que aprender de ello. Cuando no escribo sobre Cuba, aun sigo escribiendo sobre la experiencia inmigrante y su proceso de adaptación", dijo el dramaturgo.

Su introducción al mundo del teatro se dio por casualidad cuando, a los 16 años, vio una obra de teatro por primera vez. "Sabía que quería entretener al público de alguna manera. No sabía absolutamente nada de teatro y la razón por la que entramos a esa función específica fue porque la cantante Madonna estaba en el reparto. Es una historia vergonzosa, pero creo que puedo decir que le debo mi carrera a Madonna" dijo Martínez.  

El cubano se enamoró inmediatamente de lo que sintió en esa puesta en escena,  le encantó la inmediatez del espectáculo  y la respuesta emocional del público en vivo. "El teatro es muy fugaz, no se preserva. Está un instante y luego se va, hay algo hermoso en ello".

Entre los recuerdos que guarda de la isla están sus visitas diarias al cine después de un gran almuerzo de arroz con frijoles. El recuerdo de sus padres juntos y la primera vez que probó la pasta de dientes Colgate. "Mi abuela guardaba artículos de EE.UU. en su recámara, un día por curioso me topé con el tubo de la pasta y la probé, no sabía qué era eso. Tengo muchos recuerdos muy buenos al azar que se tornan ácidos al final", dijo.

La obra "Wanamaker's Pursuit" forma parte de Festival Internacional de Artes de Filadelfia (PIFA) y se presentará en el teatro Arden Theatre Company del 31 de marzo al 22 de mayo.

Para más información visite www.pifa.org

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: