EEUU celebra el 150
aniversario de toda una leyenda del "viejo Oeste", el "PonyExpress", el servicio de correo a
caballo que unía Saint Joseph
(Misuri) con Sacramento (California), una ruta de unos 3.200
kilómetros que los jinetes tardaban diez días en recorrer.

Esa
vía establecida en abril de 1860, que recorría los estados de
Kansas, Colorado, Nebraska, Wyoming, Utah y Nevada, fue puesta fuera
de uso comercial 18 meses después al quedar instalada la primera
línea telegráfica transcontinental.

"Había una enorme falta de
comunicación entre ambas costas y la
gente demandaba saber qué pasaba con celeridad. A la gente le gusta
recordar cómo aquella idea, aquel sueño... se convirtió en una
realidad. Al menos durante 18 meses", dijo Cindy Daffron,
directora del Museo Nacional del "PonyExpress", en Misuri.

El
primer jinete salió de allí el 3 de abril y llegó a Sacramento
diez días después con una gran ovación de la población californiana.

En
una época en la que no existía el teléfono o la radio, las
cartas que se enviaban desde Nueva York hasta San Francisco tardaban
unos 30 días en barco y unos 23 por tierra. Con el "Pony Express",
los
jinetes acumulaban unos 400 kilómetros de trayecto cada día.

Uno
de los principales mensajes que transmitió fue el anuncio de
la elección de Abraham Lincoln como presidente de la nación, en
noviembre de 1860. Pero también consiguió que California se
mantuviera dentro de la Unión justo antes de la Guerra Civil.

"El
'Pony Express'
llevó el correo de los militares y una de esas
cartas pedía a California que no separase de la Unión a pesar de las
presiones secesionistas. Y así ocurrió gracias a esa comunicación",
apuntó Daffron.

La idea del "PonyExpress" hay que atribuirla a
William Russell,
William Waddell y Alexander Majors, cuya intención era asegurarse un
contrato gubernamental. Impusieron un precio de cinco dólares por
cada 15 gramos de peso en el envío, es decir, unos 100 dólares al
cambio de hoy día.

El esfuerzo de los tres fundadores se tradujo
en la construcción
de 156 estaciones de correo, la contratación de 120 jinetes y
cientos de empleados y el uso de 400 caballos.

Un anuncio de la
época, que algunos historiadores consideran
falso, rezaba: "Se buscan jóvenes delgaduchos y enjutos, no mayores
de 18 años, expertos jinetes que estén dispuestos a arriesgar su
vida a diario. Se prefieren huérfanos".

El alcalde de Misuri por
entonces, Jeff Thompson, anunciaba la
ruta como el enlace entre los extremos del país, una distancia que
en un futuro próximo se reduciría mucho más gracias al ferrocarril.

"Las
tierras salvajes que se interponen entre ambas costas
florecerán como las rosas y las ciudades surgirán justo donde los
indios tienen ahora sus posesiones", dijo en su oratoria hacia los
ciudadanos de Saint Joseph.

El "PonyExpress" nació con fecha de
caducidad. Estaba escrito
que el telégrafo y el ferrocarril limitarían su uso, pero nadie puso
en duda su efectividad. En los 18 meses que existió sólo un jinete
murió por un ataque de indios hostiles y se perdió un solo saco de
correo.

Eso sí, nunca fue un éxito comercial para sus fundadores.

Russell,
Waddell y Majors perdieron medio millón de dólares con
la creación del "Pony Express" y posteriormente Ben Holladay se
convirtió en propietario de la marca al anexionarla con Central
Overland Stage Lines.

Russell murió arruinado, al igual que
Waddell. Sólo Majors pudo
salir adelante y formó parte de la construcción del ferrocarril de
la Union Pacific.

Hoy día el Servicio Postal de EEUU es el
propietario de la marca
"Pony Express"
y celebra con orgullo su existencia.

"Se trata de una leyenda y
creo que se lo merece", dijo la
historiadora Meg Ausman a la prensa local. "Que algo sea exitoso en
su época pero no toda la vida no disminuye su importancia en aquel
momento", añadió.

Saint Joseph sonríe estos días. Su gente sabe
que el "PonyExpress" y el forajido Jesse James,
que murió en esas tierras el 3
de abril de 1882, son las únicas armas que ponen a esa localidad en
el mapa.

"Creo que a la gente le gusta conocer el comienzo de las
cosas.
También cómo terminan y cómo se desarrollan. Pero lo importante es
el nacimiento. Y el 'Pony Express' nació aquí, en Saint Joseph",
concluyó.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Edwin López / Redacción AL DÍA