Spanish

El virtual candidato presidencial republicano, Mitt Romney,
prometió este miércoles cambiar la educación "tercermundista" que afecta en
especial a las minorías en Estados Unidos, como parte de su estrategia
para diluir el apoyo hispano al presidente Barack Obama.

En un paréntesis en sus actos de recaudación de fondos, Romney
ofreció un discurso ante la conservadora Coalición Latina, una
organización empresarial sin fines de lucro, centrándose por primera vez
en la educación y no en la economía.

"Acá estamos, en la
nación más próspera del mundo, pero millones de niños están recibiendo
una educación tercermundista. Y los niños de las minorías en Estados
Unidos son los que más sufren. Este es el mayor asunto de libertades
civiles de nuestra era", dijo Romney, con lo que arrancó aplausos de la audiencia.

El exgobernador de Massachusetts advirtió de que EE.UU. atraviesa una
"emergencia de educación nacional" en la que el sistema educativo no
prepara a los estudiantes para el mercado laboral, y prometió una "audaz
política de cambio".

Romney
acusó a Obama de ceder a las presiones políticas de los sindicatos de
maestros y prometió que si gana en noviembre próximo tomará medidas para
que los estudiantes tengan más y mejores opciones.

Según el
plan que esbozó, los aproximadamente 26.000 millones de dólares en
fondos federales para la educación se usarían de forma que los padres de
familia de bajos recursos puedan enviar a sus hijos a escuelas con
mejor rendimiento académico, incluso a colegios privados.

Romney
resucitó así la idea de usar fondos públicos para colegios privados,
que tiene el apoyo de los conservadores y el rechazo de los sindicatos
de maestros, que piden más inversiones para las escuelas públicas.

En su discurso, Romney
omitió mención alguna del "Dream Act" para legalizar a estudiantes
indocumentados y, de hecho, una activista a favor de esa medida fue
expulsada del salón cuando gritó que Romney apoya la "autodeportación" de los indocumentados.

Hasta ahora, Romney ha preferido atacar la gestión económica de Obama, su política exterior o la reforma sanitaria.

Tanto la Casa Blanca como la campaña de reelección de Obama contestaron al discurso de Romney con sus propios ataques.

"Que yo recuerde, la educación nunca surgió (como tema) en las
primarias republicanas en ninguno de los debates, o casi nunca", dijo el
portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, al afirmar que Obama espera
defender sus reformas educativas en la contienda general.

Mientras, la portavoz hispana de la campaña de Obama, Gabriela Domenzain, dijo en un comunicado que Romney prefiere ayudar a los más ricos con recortes tributarios en vez de hacer inversiones que "beneficiarían a todos en el futuro".

Romney
acudió al encuentro en momentos en que, según las encuestas, está
reduciendo la brecha con Obama entre los votantes, aunque aún afronta
una lucha cuesta arriba para captar el apoyo de los latinos.

Se calcula que para ganar la presidencia se requerirá al menos el 40 %
del voto latino, que será clave en estados "bisagra" como Arizona,
Colorado, Florida, Nevada y Nuevo México.

Según la Asociación
Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO, por su sigla en
inglés), la participación hispana en las urnas batirá un "récord", con
al menos 12,2 millones de votantes.

En cada foro público Romney
subraya su trayectoria como gobernador y como empresario y, fiel a la
ideología conservadora de Ronald Reagan, insiste en que la clave para la
reactivación económica es reducir la injerencia del Gobierno.

En cambio, Obama defiende el papel del Gobierno para espolear el
crecimiento económico y para proteger a la clase media, una de las más
golpeadas por la crisis económica.

Ambos se encuentran en una
batalla campal por copar sus arcas electorales y sumar votos, más allá
de sus bases, entre las mujeres, las minorías y los independientes.

Obama, de hecho, participará hoy en actos electorales en Denver
(Colorado) y en las localidades de Atherton y Redwood City, en
California.

En aras de afianzar el apoyo latino, tanto Obama como Romney han confirmado su participación en la cumbre anual de NALEO en Orlando (Florida) el mes próximo. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: