Spanish

La matemática empieza a estar claramente del lado de Mitt Romney, el aspirante a la candidatura presidencial por el partido republicano en Estados Unidos, tras su holgado triunfo de este martes en las primarias de Illinois.

Con 562 delegados atribuidos roza ya la mitad de los 1.144 necesarios para asegurarse la nominación en la Convención Nacional Republicana que se celebrará en Tampa (Florida) a finales de agosto.

"¡Vaya noche, gracias Illinois por esta extraordinaria victoria!", dijo el exgobernador a sus seguidores en Schaumburg nada más confirmarse su amplia ventaja sobre su inmediato perseguidor, Rick Santorum, medida esta vez en números de dos dígitos.

Tras haberse escrutado el 99 por ciento de los votos, Romney obtenía el 47 por ciento, Santorum, el 35 por ciento; el aislacionista tejano Ron Paul, el 9 por ciento y el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, un magro 8 por ciento.

El exgobernador de Massachusetts necesitaba un resultado contundente en este estado clave, habitado por 12,8 millones de personas, para demostrar su fortaleza en el medio oeste.

Santorum le ha arrebatado una buena porción del sur y del centro del país, donde predominan las formas de vida y los sentimientos más tradicionales, con victorias en Alabama, Misisipi, Misuri, Tennessee, Iowa, Kansas, Minesota, Dakota del Norte, Oklahoma y Colorado.

Romney, por su parte, ha ganado en el noreste y el oeste, principalmente: Maine, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Vermont, Virginia, Alaska, Arizona, Hawai, Idaho, Michigan, Nevada, Ohio, Washington, Wyoming, Samoa, Guam, Puerto Rico, Florida y las Marianas del Norte.

 
Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: