La obesidad en Estados Unidos crecerá dramáticamente durante los próximos 18 años llevando a que más de la mitad de la población adulta en 39 estados sean obesos en 2030, según un informe presentado este miércoles.

De acuerdo con el reporte "'F as in Fat' (G como en Gordo): Cómo la obesidad amenaza el futuro de Estados Unidos", dado a conocer por Trust for America's Health (TFAH, en inglés) y la Fundación Robert Wood Johnson (RWJF, en inglés), en 2030 el índice de obesidad en adultos sobrepasará el 60 por ciento en 13 estados del país.

"En cada nivel del gobierno debemos perseguir políticas que preserven la salud, prevengan las enfermedades y reduzcan los costos de los servicios de salud. Nada menos es aceptable", afirmó la doctora Risa Lavizzo-Mourey, presidenta y directora ejecutiva de RWJF.

Según las proyecciones del estudio, basadas en los datos de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), el estado más afectado por la epidemia de obesidad será Mississippi, en donde casi siete de cada 10 adultos (66,7 por ciento) serán obesos dentro de 18 años.

Además de los datos de los CDC, los investigadores analizaron tendencias recientes de índices de obesidad para concluir que en el 2030 todos los estados del país tendrán índices de obesidad de adultos por encima del 44 %por ciento

"Este informe destaca que las políticas de aumentar el tiempo de actividad física en las escuelas y hacer las frutas y vegetales más baratas, pueden ayudar a facilitar las decisiones más saludables", señaló Jeff Levi, director ejecutivo de TFAH.

Las repercusiones en la salud de los estadounidenses son graves, según destacó el informe, al señalar que los casos de enfermedades relacionadas con el exceso de peso -desde embolias hasta artritis- pueden duplicarse para el 2030.

California, por ejemplo, casi habrá duplicado su proporción de personas adultas obesas para ese año si no cambia los hábitos de vida de sus habitantes.

"En los próximos 20 años, nueve estados pueden ver sus costos de servicios de salud relacionados con la obesidad, elevarse más del 20 por ciento", aseguró el reporte.

Por el contrario, si el Estado Dorado, cuya población infantil es mayoritariamente hispana, reduce en un 5 por ciento el índice de masa corporal de su población habrá ahorrado cerca de 81.000 millones de dólares en costos de salud para ese año, la mayor cifra del país.

Wyoming, que presenta la proyección de costos menos elevada del país en el mismo periodo, podría ahorrar cerca de 1.000 millones de dólares reduciendo el índice de masa corporal de sus residentes en la misma proporción.

Oklahoma, con el 66 por ciento de obesos en relación al total de la población, Delaware (65 por ciento) y Tennessee, Carolina del Sur y Alabama (cada uno con el 63 por ciento), son los estados con mayores índices de obesidad en adultos proyectados para 2030.

Colorado (45 por ciento), Alaska y Utah (46 por ciento) y Connecticut y California (47 por ciento), aparecen como los estados con menor proporción de obesidad entre los residentes adultos para ese mismo año.

Es urgente una respuesta federal "para enfrentar la severidad de los costos de salud y financieros de la epidemia", concluyó el informe.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Lauren Bateman