Spanish

La novelista Reyna Grande expone en su nuevo libro de memorias, "The distance between us", el costo humano de la emigración.

El libro apunta al abismo que separa a las familias cuando los padres cruzan la frontera en busca de una mejor  vida y dejan a sus hijos atrás. 

Cuando Grande tenía solo dos años, su padre cruzó la frontera dejando atrás a su esposa y tres hijos. El sueño de ganar dinero para construir una casa lo llevó a un exilio temporal que eventualmente se convirtió en condición permanente.

La madre cruzó dos años más tarde, dejando a los hijos en manos de la abuela, una mujer endurecida por el trabajo y la desilusión.

Grande se remonta a esa niñez marcada por la ausencia de sus padres. 

La autora alude al mito de La Llorona, la temida mujer que ronda las aguas de noche en busca de niños a quienes separa de sus padres para siempre.

Según Grande, hay algo mucho más poderoso que La Llorona.

"Un poder que se lleva a los padres, y no a los niños", escribe. "Se llama los Estados Unidos".

Así le debe haber parecido a la niña de cuatro años al verse separada de sus padres mientras los vecinos la tildan de "huerfanita"y se consuela con una foto del padre y el recuerdo borroso de la madre ausente.

Los días se van convirtiendo en años y con el tiempo, la esperanza de vivir una vida en familia se va haciendo cada vez más inalcanzable.

El cruce al otro lado divide el libro en dos partes, separando su historia en un antes y un después definitivo.

Los primeros días de su vida al otro lado, para una niña indocumentada y sin conocimiento del inglés, son profundamente difíciles.

Las reflexiones de aquella época y la nostalgia por una niñez dura pero marcada por el dulce recuerdo de los aromas y sabores de su tierra forman algunos de los pasajes más memorables del libro.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: