Spanish

El legislador de California Tom Ammiano
ofreció este lunes revisar el proyecto de ley que protegía a los inmigrantes
ilegales expuestos a las comprobaciones de su estatus migratorio, un día
después de que el gobernador demócrata del estado, Jerry Brown, lo
vetara.

El proyecto de ley conocido como ley "Anti-Arizona",
en referencia a la SB1070, hubiera prohibido a las autoridades locales
llevar a cabo peticiones federales de detención de inmigrantes ilegales,
que podría provocar su deportación.

Pero el gobernador, tras
vetar la ley, explicó que aunque apoya una reforma migratoria integral,
el proyecto de ley era "fatalmente defectuoso" porque podría eximir a
las personas que han cometido delitos como el abuso infantil, el tráfico
de drogas y la venta de armas.

"Este problema es más que la
cuestión de un gobernador, que creo que es un movimiento y (...) vamos a
lograrlo", dijo Ammiano.

Según explicó el legislador, está
dispuesto a revisar la lista de crímenes que podrían eximir a algunos
inmigrantes ilegales de las identificaciones y planea reintroducir una
legislación similar el próximo enero.

"Obviamente tenemos en nuestras manos solucionarlo", dijo.

"El gobernador Brown le ha fallado a las comunidades inmigrantes de
California, poniendo en peligro los derechos civiles y dejándonos a
todos menos seguros", expresó al respecto Pablo Alvarado, director
ejecutivo de la Red Nacional de Jornaleros, en un comunicado.

Por su parte la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de
Los Ángeles (CHIRLA, en inglés) anunció hoy a Efe que reclamará al
alguacil de Los Ángeles, Lee Baca, "que modifique su posición en este
tema, pues él fue una de las causas principales para el veto del
gobernador".

Brown reconoció el importante papel de los
inmigrantes indocumentados en la economía californiana y aseguró que las
"deficiencias significativas" en el proyecto de ley podrían ser
arregladas para que la legislación volviera a sus manos.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: