Spanish

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de
Colombia (FARC) ratificaron que quieren que "Simón Trinidad", quien
cumple en Estados Unidos una condena de 60 años de cárcel por secuestro,
sea uno de sus negociadores en el proceso de paz con el Gobierno del
presidente Juan Manuel Santos.

Así lo señala el Estado Mayor
Central de la organización en una carta abierta que fue divulgada este martes por la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), con sede en
Estocolmo y que divulga documentos de esta guerrilla.

"Es sano
orgullo de luchadores por los derechos populares, ratificar tu
inclusión como integrante del equipo de diálogo de las FARC-Ejército del
Pueblo, oficialmente haces parte de él", según el mensaje, fechado el 1
de octubre en las "montañas de Colombia".

Las FARC habían
anunciado a inicios de septiembre en La Habana que "Simón Trinidad",
alias de Juvenal Ovidio Ricardo Palmera, iba a ser uno de los
negociadores en el proceso de paz que está previsto comience el 15 de
octubre en Oslo.

Este guerrillero, que estudió finanzas en la
Universidad de Harvard y está considerado uno de los ideólogos de las
FARC, fue extraditado en diciembre de 2004 a Estados Unidos por el
secuestro de tres contratistas del Pentágono en Colombia y allí fue
condenado a 60 años de cárcel.

Ahora, no está clara la manera como este líder insurgente podrá ejercer su papel de negociador.

"Las formas de concretar tu aporte a este emprendimiento serán objeto
de discusión en la mesa de conversaciones", expresaron las FARC en su
misiva, en la que también aseguran que el de "Simón Trinidad" es uno de
los casos de latinoamericanos que "sufren el oprobio y la venganza de
los gringos".

Además de "Simón Trinidad", las FARC designaron
como sus negociadores a Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez",
segundo al mando en las FARC y portavoz internacional.

También
a Rodrigo Granda o "Ricardo Téllez", representante de la guerrilla en
varios países de Suramérica; Jesús Emilio Carvajalino o "Andrés París",
miembro del Estado Mayor, y Luis Alberto Albán o "Marcos León Calarcá",
embajador en México y Centroamérica durante años.

El diálogo
de paz que el Gobierno de Santos y las FARC abrirán en Oslo es resultado
de un acuerdo que alcanzaron a finales de agosto pasado en la capital
cubana tras seis meses de unas "conversaciones exploratorias".

El proceso tiene a Cuba, que será su sede permanente, y Noruega como
países garantes, y a Venezuela y Chile como acompañantes.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: