Spanish

El arte urbano se erigió en protagonista de
la edición primavera-verano austral de la Semana de la Moda de Buenos
Aires, "Bafweek", que comenzó con espacios abiertos a nuevos diseñadores
que conviven con firmas consagradas.

La cita por excelencia
del diseño textil argentino abrió sus puertas ayer en el recinto ferial
de Buenos Aires con una temática inspirada en "la expresión callejera,
lo urbano y la fuerza del grafiti", según su directora de contenidos,
Kika Tarelli.

Nueve desfiles de un total de 35 previstos hasta
el próximo día 10 abrieron fuego este martes en una semana planteada
para "rescatar la fusión de las artes, el diseño y la indumentaria",
explicó Sabrina Tellini, docente de Diseño Textil de la
Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

"Se trata de
fusionar el grafiti que uno arranca de la calle con lo que es la moda,
la estética del artista callejero y el arte urbano", agregó.

Entre las firmas que abrieron la Bafweek, una de las primeras en mostrar
sus propuestas para la temporada estival fue Juana de Arco, con su
colección "Aerosol", en la que las texturas, el "arte urbano" y el "arte
street" fueron muy visibles, según la diseñadora Mariana Cortés.

"Nosotros estamos investigando el arte urbano desde hace dos años,
por lo que nos pareció muy buena la propuesta", indicó Cortés, una
veterana en la semana de la moda porteña con más de cinco años a sus
espaldas, para quien las marcas comerciales están incrementando su
presencia frente a los diseñadores que están "más repartidos".

Esta es una de las firmas "consagradas", según la docente de la UADE
Sandra Tellini, que reconoció que los diseñadores argentinos "de autor"
están comenzando a asociarse a marcas más comerciales, como es el caso
del modisto Mariano Toledo, que presenta una colección diseñada para una
conocida firma de ropa juvenil.

"Lo que se intentó durante
los últimos años es no reducirse a esta elite de diseñadores, sino cada
vez ampliar más el espectro y hacer participar a todo aquél que trabaja
mucho y obtiene un producto de gran diseño y calidad sin ser una gran
empresa", manifestó Tellini.

En este empeño por ampliar el
espectro destacan en esta edición de la Bafweek los concursos para
jóvenes diseñadores que acogen incluso a estudiantes en formación.

Junto al tradicional "Semillero UBA", en el que participan alumnos de
la carrera de diseño de la Universidad de Buenos Aires, figuran otras
iniciativas, como la organizada por la firma Santana Textil el primer
día de desfiles, en el que doce estudiantes presentaron distintas
propuestas a partir de tejidos vaqueros.

Nicole Terrab,
ganadora del concurso organizado por la firma argentina, subrayó la
importancia de este tipo de oportunidades para jóvenes.

"El
concurso te abre una puerta para poder presentarte en la Bafweek, lo que
permite entrar en la mirada de todo el mundo y es una experiencia
increíble", añadió Agustina Troyer, quien obtuvo el segundo puesto
del concurso.

Los estudios de moda son, según Tellini,
"carreras en auge" en Argentina, donde cada vez se encuentran más
aplicaciones prácticas al mundo del diseño textil, que no solo se trata
de confección sino también de comunicación.

"Antes que diseñadores somos comunicadores", afirmó la especialista.

Esta formación también provoca que el diseño argentino sea un
producto cada vez más buscado, especialmente en los mercados asiático y
europeo, ya que está "muy bien visto", coinciden Tellini y Mariana
Cortés.

"Nosotros representaremos a la moda de Buenos Aires en
Colombia, y en octubre estaremos en Japón", indicó Cortés, para quien
el diseño argentino se caracteriza por ser "muy creativo y adaptado al
momento", frente a problemas comunes de la economía argentina como las
dificultades cambiarias o el freno a la importación.

"Es algo que hemos aprendido siempre en Argentina, a amoldarnos a las circunstancias", sentenció.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: