Spanish

Un tribunal brasileño ha garantizado la
permanencia temporal de unos 170 indios kaiowá-guaraní en tierras que
habitan desde hace siglos y que han sido reclamadas en propiedad por
hacendados de la zona, confirmaron este miércoles fuentes judiciales.

El
conflicto por esas tierras, situadas en el interior del estado de Mato
Grosso do Sul, ha generado intensas polémicas, sobre todo después de la
difusión de imágenes de danzas tribales con las que, supuestamente, los
indios preparaban un "suicidio colectivo" tras la decisión un tribunal
inferior que ordenaba su desalojo.

Esas versiones fueron
desmentidas por los propios indios, pero aún así cobraron fuerza en las
redes sociales y la prensa local e internacional y dieron origen a un
movimiento en favor de los reclamos de los kaiowá-guaraní, que han
apelado ante la justicia y las autoridades nacionales.

La
decisión confirmada hoy por el Tribunal Regional Federal de la Tercera
Región, que abarca el estado de Mato Grosso do Sul, abre un paréntesis
en el conflicto y establece que los indios podrán seguir en el lugar
hasta tanto concluya un proceso de demarcación de una reserva que
incluye parte de esas tierras.

Sin embargo, el ministro de
Justicia, José Eduardo Cardoso, dijo que ese proceso se encuentra en sus
tramos finales y que los estudios realizados hasta ahora señalan que
las tierras en conflicto serán parte de la reserva, lo cual le daría la
razón a los indios.

El informe sobre el caso, no obstante,
sólo será publicado en forma oficial dentro de unos 30 días por la
Fundación Nacional del Indio (Funai), organismo gubernamental que aboga
por la permanencia de los kaiowá-guaraní en unas tierras que ocupan
desde hace siglos.

Además de la Funai y la propia justicia,
los indios han obtenido apoyo en la Cámara de Diputados, cuya Comisión
de Derechos Humanos ha solicitado al Gobierno de la presidenta Dilma
Rousseff que impida el desalojo de los kaiowá-guaraní.

El
grupo parlamentario también ha manifestado su disposición a llevar el
caso ante el relator especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de
los Pueblos Indígenas, el estadounidense James Anaya, de origen apache.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: