Spanish

Un tribunal federal argentino comenzó este martes el
juicio contra el expresidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001) y
otros siete acusados por su presunta responsabilidad en un caso de
sobornos en el Senado en el año 2000.

Más de 300 testigos
desfilarán ante el tribunal durante el juicio que se prolongará al menos
seis meses, según fuentes judiciales.

Junto a De la Rúa se
sientan en el banquillo el exdirector de la Secretaría de Inteligencia
del Estado (SIDE, servicio secreto) Fernando de Santibáñez, el
exministro de Trabajo Alberto Flamarique, y los exsenadores del Partido
Justicialista (PJ, peronista) Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo
Constanzo y Ricardo Branda.

Otro de los acusados es el
entonces secretario del Senado Mario Pontaquarto, el arrepentido que
destapó el caso cuando confesó que había llevado en un maletín el dinero
de los sobornos.

En declaraciones a las puertas del tribunal,
Pontaquarto se mostró hoy dispuesto "a corroborar los hechos, a contar
la historia realmente cómo fue y cómo pasó, cómo se pago, cómo se
entregó el dinero hace 12 años, en abril del 2000".

De la Rúa,
que dimitió en diciembre de 2001 en medio de fuertes protestas por la
aguda crisis económica, está acusado de "cohecho activo agravado" por
presuntamente haber dado el aval al pago de coimas a senadores.

Se trata del segundo juicio contra un presidente argentino de la
democracia tras el proceso que se siguió a Carlos Menem (1989-1999) por
el presunto contrabando de armas a Croacia y Ecuador, en el que el
expresidente resultó absuelto. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: