Spanish

Los mayas que vivieron en Copán, en el oeste
de Honduras, probablemente fueron diezmados por enfermedades y falta de
alimentos, lo que marcó la "caída abrupta" de esa influyente
ciudad-estado, según un arqueólogo francés que estudia el sitio desde
1976.

"Hubo graves problemas, tenemos elementos de que hubo
una altísima mortalidad infantil, y eso fue la caída de Copán a inicios
del siglo VIII", afirmó el arqueólogo René Viel a corresponsales
extranjeros en una visita a Copán Ruinas auspiciada por la Secretaría
hondureña de Turismo.

Durante un recorrido por el parque
arqueológico de Río Amarillo, cercano a Copán Ruinas, Viel señaló que
las obras inconclusas halladas en el lugar suponen una muestra de que la
"caída de Copán fue abrupta".

Los mayas de Copán "dejaron los
instrumentos para hacer las esculturas y se fueron de ahí", sin que se
tenga rastros de para dónde lo hicieron, dijo.

La civilización
maya habitó un vasto territorio en Centroamérica que hoy ocupan
Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y el sur de México, con una
historia de aproximadamente 3.000 años.

Hicieron grandes e
impresionantes construcciones, y el desarrollo de la influyente
ciudad-estado de Copán se sitúa en el período Clásico, que va desde el
320 al 987 d.C., lo mismo que otras urbes como Tikal y Quiriguá, ambas
en Guatemala.

Viel, autor del libro "Copán, Ciudad de Reyes"
(2011), señaló que la falta de alimentos y "la muerte de muchos niños"
de unos "cinco años", seguramente creó "resentimientos contra el rey" en
el pueblo, que así habría dejado de creer en sus gobernantes.

El rey de Copán, que también era un jefe religioso, era muy poderoso y
el pueblo creía que con solo hablar con los espíritus de sus antepasados
podía hacer que hubiera más cosechas y que desaparecieran las
enfermedades y otros conflictos, explicó.

Según el experto, la
muerte del rey XIII de Copán, llamado Uaxaclajuun Ub'aah K'awiil y
conocido como 18 Conejo, inició un período de "decadencia" en esa
ciudad-estado, que los historiadores describen como el centro científico
del mundo maya.

18 Conejo fue capturado y asesinado en el año
738 d.C por el rey de Quiriguá, lo que sumió a Copán en un desastre
político, según los datos históricos.

El arqueólogo
guatemalteco Edy Barrios, quien trabaja en un proyecto de investigación
sobre construcciones mayas de una zona residencial en Río Amarillo, dijo
que están tratando "de entender la ocupación" que tuvo ese sector, que
data del período clásico terminal.

Lo que más se han
descubierto son "residencias" además de "un edificio con un horno, algo
muy interesante, y mucha cerámica de producción local", precisó Barrios.

Según el arqueólogo guatemalteco, de los edificios del área maya de
Río Amarillo solo se conservan las bases de piedra, a las que le seguían
paredes "probablemente de madera con barro y bahareque, y techos de
palma".

En el otro extremo del valle de Copán se localiza
Rastrojón, llamado así por la densa vegetación y el difícil acceso a la
zona.

Allí se han hallado lanzas de obsidiana y pedernales en
la cima de un cerro, lo que hace suponer a los expertos que los mayas
tenían allí una especie de cuartel militar para defender Copán y a sus
reyes.

Al respecto, el arqueólogo hondureño Jorge Ramos, quien
desde 2007 trabaja en un proyecto auspiciado por la Universidad de
Harvard y otras instituciones, dijo que investigan las estructuras de
tres importantes edificios que con el tiempo han sufrido daños a causa
de una falla geológica.

"Estudios geomorfológicos" indican que
hay acuíferos subterráneos que, junto con la actividad sísmica,
pudieron ser "los factores que provocaron el colapso de los edificios"
en el lugar.

En la gira para los corresponsales fue posible
observar dos impresionante esculturas y la tumba del fundador de la
dinastía de Copán, el rey K'inich Yax K'uk'Mo', conocido Gran Sol Primer
Quetzal Guacamayo, ubicadas en el templo Margarita, descubierto a
finales de 1980.

Una de las esculturas representa a dos
pájaros, un quetzal y un guacamayo, con sus cuellos entrelazados, y
entre ellos la lectura del nombre del primer rey de Copán, y la otra es
un impresionante rostro del dios Sol (Kin).

Lo extraordinario
del templo Margarita es que se ha preservado en excelente estado,
incluso con sus colores originales, explicó René Viel, que agregó que
para protegerlo no está permitido el acceso al público. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: