Las personas que no tienen un diploma de la escuela secundaria pueden ser más susceptibles a la infección con el virus de gripe H1N1, y la vacuna puede ser menos eficaz en ellos que en las personas con un diploma, según una investigación.

El estudio de la Universidad de Michigan se enfocó en un virus latente, llamado CMV, en las personas jóvenes y la capacidad del cuerpo para controlar el virus. Otros estudios anteriores han mostrado que las personas de más edad, con menos educación, tienen menos éxito para combatir el virus CMV, pero éste es el primer estudio que establece una conexión entre los adultos jóvenes también, dijo la coautora del estudio Jennifer Dowd, quien comenzó el trabajo cuando era una académica de Salud y Sociedad en la Escuela de Salud Pública de la UM.

Estudios anteriores habían mostrado que los altos niveles de anticuerpos del CMV hacen más difícil para las personas de mayor edad el combate de infecciones nuevas como el H1N1 y disminuyen la respuesta de inmunidad del cuerpo a la vacuna de la gripe. Las conclusiones del estudio de la UM indican que un nivel socioeconómico más bajo puede hacer más difícil, aún para los adultos de todas las edades, el combate de nuevas infecciones y puede hacer que la vacuna de la gripe sea menos eficaz.

“Mostramos que la capacidad de mantener el CMV bajo control varía por ingresos y educación aún a edades más tempranas, y esto podría tener implicaciones para la capacidad de lucha contra las infecciones nuevas como el H1N1 para todas las edades, y no sólo para los ancianos”, dijo Dowd, ahora profesora asistente de epidemiología y bioestadísticas en Hunter Collage. Allison Aiello, profesora asistente de epidemiología en el Sistema de Salud Pública de la Universidad de Michigan, es la coautora.

El CMV es un virus latente de la familia Herpes. La infección es común pero la mayoría de las personas no tiene síntomas porque el sistema de inmunidad mantiene el virus bajo control. Las personas de menores ingresos y educación pierden con más facilidad el control de inmunidad, dijo Dowd. Sus sistemas de inmunidad debilitados, posiblemente debido a niveles mayores de estrés, les hace también más susceptible a otras infecciones. “Lo que está ocurriendo con la crisis económica podría traducirse, de hecho, en la susceptibilidad de las personas a estas enfermedades”, dijo Dowd.

“Nos enfocamos en el CMV porque es una infección que no se elimina del cuerpo sino que persiste en estado latente con reactivaciones periódicas en los individuos generalmente saludables”, dijo Aiello. “La respuesta de inmunidad al CMV puede servir como un indicador de las alteraciones generales del sistema de inmunidad y es, por lo tanto, un indicador importante de los riesgos para la salud”.

Se cree que el CMV es uno de los responsables principales por el deterioro del sistema de inmunidad a medida que las personas envejecen, y también el CMF está asociado con condiciones crónicas como la enfermedad cardiaca. En el estudio, una persona con una educación que no alcanzó al diploma de escuela secundaria tiene el mismo nivel de control de inmunidad que alguien de 15 a 20 años mayor con una educación superior a la escuela secundaria, dijo Dowd.

“Cuando una escucha las noticias actuales acerca del H1N1 es interesante, porque todos piensan que ésta es una amenaza al azar, que todos tenemos las mismas probabilidades de contagio”, dijo Dowd. “Este estudio apunta que ciertos grupos son, potencialmente, más susceptibles y no son sólo las personas con enfermedades crónicas existentes”.

El estudio titulado “Socioeconomic Differentials in Immune Response”, se publicará en la próxima edición de la revista Epidemiology.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Andrea Vega / Redacción AL DÍA