Spanish

Un grupo de estudiantes de secundaria
boicoteó este viernes el acto organizado en Santiago por partidos de la
centroizquierda chilena para conmemorar el 24 aniversario del plebiscito
que dio paso al fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Los jóvenes acusan a la Concertación de Partidos por la Democracia,
que lideró tal proceso y después gobernó Chile durante 20 años, de haber
mantenido el modelo liberal implantado por la dictadura.

Su
irrupción en este acto se produce además en vísperas de las elecciones
municipales del 28 de octubre, que los secundarios han amenazado con
"funar" (boicotear).

El altercado volvió a dejar patente el
clima de tensión social que en los últimos años ha aflorado en Chile,
donde una mayoría de ciudadanos percibe que el elevado crecimiento
económico no se ha traducido en una rápida reducción de la pobreza y la
desigualdad.

Los estudiantes, en tanto, están movilizados
desde el año pasado en demanda de una enseñanza pública gratuita y de
calidad, que también plantearon, sin resultados, durante los Gobiernos
de la Concertación.

La cita se celebró en una calle del barrio
Londres, una zona peatonal situada en el centro de la capital, a pocas
manzanas del Palacio de la Moneda (sede del Ejecutivo), y sirvió además
para dar figuración pública a varios candidatos a los comicios
municipales.

Con unos 150 asistentes, el acto congregó a
representantes de los cuatro partidos de la Concertación, la coalición
que gobernó el país entre 1990 y 2010, así como del Partido Comunista
(PC) y de Izquierda Ciudadana, constituida recientemente.

La
Concertación encabezó la oposición a Pinochet durante el plebiscito
celebrado el 5 de octubre de 1988, en el que, con el lema "Chile, la
alegría ya viene", ganó el NO a la continuidad del dictador en el poder,
lo que determinó su salida de La Moneda en marzo de 1990.

La
coalición, que hace dos años perdió el poder frente a la alianza de
derechas encabezada por Sebastián Piñera, se encuentra en la actualidad
inmersa en un debate sobre su necesidad de transformación para responder
a las demandas sociales.

"La alegría llegó en la forma de la
dignidad, que es inherente a un Estado democrático de derecho", dijo el
presidente de la Democracia Cristiana y excanciller, Ignacio Walker.

Pero al poco de que comenzaran los discursos de los líderes
políticos, unos cien alumnos del Internado Nacional Barros Arana (INBA)
se apostaron en un extremo de la calle con una pancarta que rezaba:
"'Concerta', Piñera, la misma billetera".

Los jóvenes, casi
todos menores de edad, acusaban a la Concertación de no haber hecho
durante dos décadas las reformas políticas que derribaran el sistema
liberal impuesto por Pinochet. "Ganó el No, pero seguimos en dictadura",
denunciaba otro cartel.

"Estamos mostrando un malestar que ha
sentido el pueblo chileno durante 20 años. Ellos se están haciendo los
grandes triunfadores diciendo que la alegría llegó, cuando nunca llegó",
declaró Diego Jorquera, estudiante del INBA.

Pasados los
minutos, los alumnos sobrepasaron el reducido cerco policial y llegaron a
escasos metros del escenario, donde precisamente en ese momento hablaba
Camilo Ballesteros, que en 2011 encabezó las movilizaciones
estudiantiles como dirigente universitario.

Ballesteros aspira
hoy a la alcaldía de una comuna (barrio) de la capital por el PC, al
que también pertenece la líder estudiantil Camila Vallejo.

En
ese momento se puso fin al acto y, mientras el presidente del PC,
Guillermo Teillier, se retiraba del lugar se produjeron forcejeos y
empujones entre algunos jóvenes y los colaboradores que lo acompañaban.

"Ellos tienen una posición, y hoy día todas las posiciones hay que
respetarlas. Lo único que no podemos aceptar son las agresiones físicas.
Nuestro local ha sido agredido ya tres veces, han sido agredido
nuestros candidatos, se dice que por estudiantes", dijo Teillier poco
antes de que se produjera ese altercado.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: