Spanish

Colombia "es uno de los muy pocos focos de
esperanza" sobre la situación de los refugiados en el mundo, afirmó este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio
Guterres, que se mostró "esperanzado" por el proceso de paz.

Con casi 400.000 refugiados y 3,8 millones de desplazados internos,
Colombia tiene desde hace décadas la crisis más grave del hemisferio
occidental, pero Guterres consideró que el actual proceso de paz
incidirá positivamente en la situación de estas personas.

"Tenemos una gran esperanza en que el proceso de paz nos permita avanzar
hacia una solución para los refugiados y los desplazados", dijo Guterres, quien subrayó que "solo podremos tener un éxito total si la
paz se convierte en una realidad en Colombia".

El próximo día
15 el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de
Colombia (FARC) iniciarán en Oslo su tercer proceso de paz en casi 50
años de conflicto armado, con Cuba y Noruega como garantes, y Chile y
Venezuela como acompañantes.

El Alto Comisionado valoró de
manera muy positiva la Ley de Víctimas y la Ley Restitución de Tierras,
que consideró pasos del Gobierno en la dirección correcta para lograr la
paz, pero insistió en la necesidad de que el Estado y las guerrillas
logren la paz.

Guterres destacó la importancia de la ayuda
prestada a Colombia durante todos estos años por sus vecinos Ecuador y
Venezuela, "países en desarrollo y con dificultades, que siempre han
mantenido políticas con las que han compartido la responsabilidad".

"Su respuesta ha sido y es notable", agregó.

El máximo responsable de ACNUR compareció ante los medios de prensa
en Ginebra al término de la reunión que ha mantenido el Comité Ejecutivo
de esta organización, que advirtió de que sus reservas financieras para
atender a los refugiados "están a cero".

Guterres reiteró que
ACNUR afronta el momento "más crítico" de su historia reciente, con
cuatro crisis "agudas y simultáneas" -Siria, Mali, Sudán y la República
Democrática del Congo- que han desbordado su capacidad de asistencia y
de respuesta financiera.

"Hasta ahora hemos podido responder,
pero necesitamos de manera desesperada la solidaridad internacional",
manifestó el Alto Comisionado, que recordó que estas cuatro nuevas
crisis se suman a las existentes desde hace años en Afganistán, Irak y
Somalia.

Preguntado por la influencia de las restricciones
financieras en los programas de atención a los refugiados colombianos,
minimizó su impacto, asegurando que se trata de "programas muy
estables".

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: