Spanish
Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo. Foto: El Pais

Los responsables de la Iniciativa Salud
Mesoamérica 2015 anunciaron el comienzo de sus operaciones en varios
países de la región y destacaron las ventajas de un proyecto innovador
que une los esfuerzos públicos y privados.

Este programa fue
lanzado el 14 de junio del 2010 con fondos de la Fundación Bill y Melida
Gates, el Instituto Carlos Slim de la Salud (ICSS) y el Gobierno de
España, más los aportes de los países de la región mesoamericana.

Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de
Desarrollo (BID), organismo que diseña los proyectos y los ejecuta,
informó en rueda de prensa que la iniciativa arrancará con programas en
Belice, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Panamá.

A esas acciones les seguirán próximamente Costa Rica y el estado mexicano de Chiapas.

Los primeros ocho programas implicarán una inversión inicial de 55
millones de dólares, que beneficiarán a 1,8 millones de mujeres y niños
en extrema pobreza de 121 municipios y comarcas de la región.

De ese monto inicial, 34 millones serán aportados por los donantes y 21 millones por los Gobiernos de la región.

La Iniciativa Salud Mesoamérica 2015 es un programa de 5 años, con
proyectos que se ejecutan durante año y medio, y que prevé una inversión
total de 142 millones de dólares de los grupos donantes y 54 millones
adicionales de los Gobiernos de la región.

Si los proyectos
cumplen las metas establecidas, los responsables del programa devolverán
a los Gobiernos la mitad de los fondos que aportan.

"Lo que
se ha hecho es juntar el éxito de iniciativas privadas y ponerlas al
servicio de las políticas públicas", agregó Moreno en una rueda de
prensa como parte de las actividades del Foro Económico Mundial para
Latinoamérica, abierto hoy en esta ciudad mexicana de la costa del
Pacífico.

El proyecto se enfoca en el 20 por ciento de la
población más pobre de la región y atiende áreas de salud que incluyen
la nutrición, la atención neonatal y la vacunación contra el dengue y la
malaria.

El ministro de Salud de Honduras, Arturo Bendaña, en
representación de la región, resaltó el hecho de que los Gobiernos
mesoamericanos hasta ahora hayan logrado reunir para esta iniciativa un
total de 21 millones de dólares.

"Es un modelo de financiación basado en resultados, no sólo para ejecutar un presupuesto, como es costumbre", afirmó.

En representación del ICSS, Marco Antonio Slim dijo que la iniciativa
"está totalmente armada y ya está funcionando", logrando una "comunión
de recursos del sector público y del privado".

"Es un esquema
innovador, pero muy prometedor", insistió. "Por lo menos en materia de
salud, las fronteras entre países se pueden borrar", agregó el hijo del
magnate mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, según la
revista Forbes.

Los objetivos del programa incluyen, entre
otros, reducir en cerca del 15 % la mortalidad infantil entre el 20 %
más pobre de la región, disminuir la desnutrición crónica y reducir la
tasa de anemia entre los menores de 2 años.

Al dar a conocer
los detalles de este programa, Moreno recordó que en tres países de la
región (Honduras, Guatemala y El Salvador) la tasa de mortalidad materna
en el parto o en el embarazo es de 110 por cada 100.000, frente un
índice latinoamericano de 85 por cada 100.000.

Además, en la región mesoamericana hay 2,5 millones de niños con desnutrición crónica, recordó Moreno.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: