Spanish

Las autoridades de Fremont, en Nebraska, destinarán un millón de dólares al año para defender en corte una ordenanza local que busca restringir la presencia y permanencia de inmigrantes indocumentados en esa localidad.

Según el presupuesto municipal de Fremont, publicado este fin de semana, la ciudad recaudará 375.000 dólares adicionales en impuestos en 2013 para la "defensa y aplicación" de la ordenanza 5165, aprobada por voto popular en 2010 y que en mayo pasado entró en vigor con restricciones.

Según el documento, preparado por Jody Sanders, directora de finanzas de Fremont, el presupuesto de ya cuenta con 700.000 dólares para los gastos relacionados con la ordenanza 5165, por lo que los fondos adicionales llevarán el monto total a una cifra anual superior al millón de dólares.

Debido a recortes en los subsidios enviados por el gobierno estatal, Fremont se vio obligado a crear dos nuevos impuestos, uno a las telecomunicaciones y otro a los servicios hoteleros.

En total, esos impuestos generarán unos 409.000 dólares adicionales para Fremont, casi 200.000 dólares menos que lo originalmente estimado.

Sin embargo, según Sanders, el 90 por ciento de esos nuevos ingresos impositivos se emplearán en el marco de la ordenanza 5165.

En su versión original, esta ordenanza buscaba impedir tanto la contratación de indocumentados por empresas con sede en Fremont u operando en esa localidad como el alquiler de viviendas a personas que no hubiesen obtenido el permiso municipal correspondiente para mostrar que estaban legalmente en el país.

Tras casi un año y medio de acciones judiciales iniciadas por una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) en marzo de este año, la jueza federal Laurie Smith Camp declaró nulos los artículos que regulaban el alquiler de viviendas en Fremont.

Por eso, sólo pueden aplicarse aquellos artículos que exigen que los negocios locales accedan a la base de datos federal E-Verify para comprobar la situación inmigratoria de sus potenciales empleados.

El dinero destinado a la ordenanza 5165 se utilizará para pagar los gastos de los abogados contratados por Fremont para defender la ordenanza contra la demanda de ACLU y para pagar los salarios del nuevo personal municipal encargado de supervisar el uso de E-Verify entre las empresas locales.

Fremont, unos 80 kilómetros al norte de Lincoln, cuenta con 26.000 habitantes, de los cuales casi el 12 por ciento son hispanos. Según datos del censo, la mitad de esos latinos nacieron en Estados Unidos. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: