Spanish

La cantante mexicana de origen costarricense Chavela Vargas se fue este domingo "con México en el corazón" y luego de cumplir su último sueño: viajar a España para despedirse del poeta Federico García Lorca.

Tras 93 años de andadura y de rebeldía, Chavela Vargas "murió como vivió, dándonos ejemplo de fortaleza y de dignidad", dijo su amiga María Cortina, quien acompañó a la intérprete de "La Llorona" y "Macorina" en sus últimos días.

Durante la semana que estuvo en el hospital Inovamed de Cuernavaca, capital del central estado de Morelos, "no se quejó ni siquiera un segundo, mantuvo una gran dignidad, una gran sonrisa para todos los que la atendieron", indicó.

"Me voy con México en el corazón", dijo poco antes de morir Chavela Vargas, quien se negó a que los médicos utilizaran métodos invasivos para prolongarle la vida.

Y es que Isabel Vargas Lizano, quien que se enamoró de México y su música desde que llegó cuando era solo una adolescente, nunca le temió a la muerte y como buena chamana (hechicera y sanadora) creía que iba a trascender.

La cantante regresó el 26 de julio pasado a México para morir, después de cumplir en España su último sueño: despedirse de Federico García Lorca (1898-1936), un personaje que la acompañó durante los últimos años de vida y al que dedicó su último disco, "La luna grande", recordó Cortina.

Con Lorca hablaba en las noches de luna y en las mañanas con el Chalchi, el hermoso cerro frente a la casa en la que vivió los últimos años de su vida en la localidad de Tepoztlán (Morelos), decía.

Pese a estar confinada a una silla de ruedas y a los riesgos de viajar a sus 93 años, Chavela llegó a Madrid el 1 de julio pasado para presentar sus memorias y "cantarle a Federico" en su "otra" casa, la Residencia de Estudiantes, en el que fue su último concierto.

Pero sufrió un "cansancio terrible" y la tuvieron que hospitalizar durante una semana. Ella ya sabía que iba a morir, pero quiso hacerlo en México, contó Cortina, quien escribió con la artista el libro "Dos vidas necesito. Las verdades de Chavela".

"La Chavela" nació en Costa Rica el 17 de abril de 1919, pero emigró de adolescente al México después de la Revolución, donde se hizo amante de la pintora Frida Kahlo (1907-1954) -se declaró abiertamente homosexual en 2000- y comenzó a cantar en los años cincuenta.

La mujer que bebía y retaba como un hombre, se volvió favorita de los grandes compositores mexicanos como Agustín Lara y José Alfredo Jiménez, pero cayó en el abismo del alcohol, del que salió casi dos décadas después para regresar a los escenarios hasta sus últimos días.

Las autoridades mexicanas ya anunciaron la celebración de dos homenajes de cuerpo presente en la capital mexicana, el primero se llevará a cabo este lunes en la emblemática Plaza Garibaldi.

Chavela será velada en esa plaza, el corazón de la música mariachi, que estará llena con su público para despedir a una artista que llevó a los escenarios de todo el mundo la canción ranchera y el bolero, e inmortalizó temas como "Volver, volver", Amanecí entre tus brazos", "Cuando tú te hayas ido" y "Sabor a mí".

Van a "prepararla muy bien" en Cuernavaca antes de trasladarla a Ciudad de México, dijo Cortina, quien explicó que este homenaje es organizado por el Gobierno de la capital, "que ha estado muy cerca de ella" y la apoyó en sus últimas producciones discográficas.

El segundo homenaje, preparado por el Gobierno federal, se llevará a cabo el próximo martes en el Palacio de Bellas Artes, donde son despedidas con honores las grandes figuras de México.

Después será "cremada y parte de sus cenizas van a venir a su Tepoztlán (Morelos) querido", donde Chavela vivió los últimos años de su vida, añadió Cortina, quien indicó que posiblemente habrá otro homenaje a la arista cuando eso suceda.

La muerte de Chavela desató una ola de reacciones de artistas y políticos, entre ellos el presidente Felipe Calderón, quien dijo que ella "se queda con nosotros en sus canciones".

"Siempre vivirá en nosotros!!", aseguró la intérprete mexicana Lila Downs en su cuenta de Twitter, mientras que Paulina Rubio señaló que su música seguirá viva por siempre.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) destacó que Chavela Vargas "fue una de las voces más representativas de México" y "pionera del género vernáculo", mientras que la Secretaría de Cultura del Distrito Federal la describió como un "icono de la cultura popular mexicana".

"Chavela se fue y lo hizo como las grandes: con su medallón de chamana y con su jorongo rojo puesto. Viva #LACHAMANA", escribió su gente más cercana en la cuenta de Twitter de la artista poco después de que se apagara la voz de una mujer guerrera.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: