Spanish

Cerca de un centenar de personas provenientes
de México y de la frontera sur de Estados Unidos llegó este martes a Los
Ángeles en la denominada "Caravana por la paz con justicia y dignidad",
que pide un cambio en la guerra antidrogas en México.

"Necesitamos cambiar esa estrategia de seguridad nacional por una lógica
de 'seguridad ciudadana', donde los recursos se inviertan en la
refundación de las sociedades que están corrompidas en México, en el
tejido social, en educación y en ayuda a los pobres", dijo el
escritor y periodista Javier Sicilia, que lidera la marcha.

El
activista recordó que "Estados Unidos ha invertido más de 2.000
millones de dólares y la mayor parte de ese dinero se ha destinado a
comprar armas para al Ejército y la Policía", y que esta "guerra contra
las drogas ha costado la vida en mi país a más de 70.000 personas".

A su llegada a Los Ángeles, la caravana fue recibida en la Iglesia de
Nuestra Señora Reina de Los Ángeles por el sacerdote Richard Estrada,
quien ofreció su bendición a Sicilia y a todos los participantes.

"Como sacerdote católico ofrezco mi respaldo, mi apoyo y mis
oraciones por esta caravana que representa mucho del sufrimiento que
está padeciendo México en su guerra contra las drogas", dijo el
sacerdote luego de impartir la bendición a los integrantes de la marcha.

Un ejemplo del sufrimiento vivido es el de Alma Hernández, madre de
Luis Ángel, que hace dos años fue secuestrado en México y hasta hoy no
ha sido encontrado.

"Estoy aquí y llegaré hasta Washington
para pedirle al Gobierno de Estados Unidos que cambie su estrategia de
guerra militar contra las drogas que no ha producido sino muertes,
desapariciones y dolor", declaró Hernández.

Esta tercera
edición de la marcha, que recorrerá cerca de 4.000 millas para llegar a
Washington el Día de Acción de Gracias, el próximo 22 de noviembre,
busca construir relaciones con comunidades estadounidenses para trabajar
en un frente común en la que califican de "fallida guerra contra las
drogas en México".

Los integrantes de la caravana, que
permanecerá en Los Ángeles hasta el 15 agosto, tienen previsto reunirse
mañana con víctimas de esta lucha antidrogas en ambos países.

"La carga que llevamos tiene el peso de nuestros muertos, de nuestros
desaparecidos, de nuestros desplazados, de nuestros migrantes
criminalizados y humillados", dijo hoy Sicilia en su mensaje en Los
Ángeles.

El escritor, que decidió abandonar su trabajo
profesional y dedicarse a esta causa luego de que su hijo fuera
asesinado en marzo de 2011, dijo que llegó el "momento de cambiar juntos
esta política de guerra y salvar la paz, la vida y la democracia".

Los organizadores argumentan que la guerra contra las drogas en
México "en lugar de frenar el consumo de drogas o el suministro, ha
enriquecido los traficantes violentos, armados con armas ilegales y
sostenidas por lavado de dinero".

"Tenemos que aprender de la
dolorosa experiencia de nuestros hermanos que están viviendo esta guerra
y buscar otras soluciones menos costosas en términos de vidas humanas",
dijo Jen Hofer, activista y poetisa de Los Ángeles.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: