Spanish

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó este lunes en Los Ángeles la ley AB 130 que permite a los estudiantes indocumentados, recibir ayuda económica de fondos privados para su educación universitaria.

La AB 130 autoriza que a partir de 1 de enero del 2012, los estudiantes indocumentados de la Universidad de California, la Universidad Estatal de California y colegios comunitarios puedan aplicar para subsidios y otras becas que no son financiados con fondos estatales.

"Este paso es histórico, necesario, y positivo para el estado y para que estudiantes con talento y con esmero tengan acceso a fondos no estatales en forma de becas y así continuar con sus estudios universitarios", señaló Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, en inglés).

Añadió que aunque hoy se ha dado "el paso número uno de la propuesta Drem Act de California", resaltó que "la parte dos será la aprobación de la AB131 que todavía no ha sido enviada al gobernador".

Momentos antes de la firma, el asambleísta demócrata Gil Cedillo, representante del Distrito 54 e impulsor de la medida, agradeció a Brown por haber cumplido su promesa de apoyar el Dream Act.

"Estamos hablando de educación, esto es sobre educación", recalcó Cedillo.

En tres oportunidades anteriores Cedillo presentó la propuesta, que fue aprobada por el Legislativo pero vetada por el entonces gobernador Arnold Schwarzenegger.

"No recuerdo nunca haber dicho una mentira", señaló el asambleísta al referirse a sus anteriores esfuerzos en los que no logró que se firmara la ley. "Pero la educación es para toda la vida", argumentó al referirse a su insistencia en el tema de la protección de los jóvenes estudiantes.

Por su parte el gobernador Brown afirmó que "el 50 por ciento de California provienen de familias pobres", para destacar la necesidad de que haya recursos para financiar la educación de los jóvenes, sin importar su estatus de inmigración.

Seguidamente, el mandatario demócrata firmó la ley apoyándose en la espalda de Cedillo.

Una de las muchas personas que celebraba hoy la firma de la ley en la biblioteca del Colegio Comunitario de la Ciudad de Los Ángeles, era Ana Barbosa, una joven indocumentada estudiante de secundaria, originaria del estado de Guerrero, México.

"Mi hermano está en el colegio y le toca esforzarse mucho porque no tiene suficiente ayuda económica y por eso me siento muy feliz por la aprobación de esta ley", dijo la joven.

La ley estatal AB 540 autoriza a los estudiantes "sin papeles" de California pagar matricula como residentes legales en el estado, si han asistido a una escuela secundaria local durante tres o más años, se obtuvieron titulo de secundaria y están registrados en una escuela superior acreditada por el estado.

"La mayoría de mis amigos no tienen la oportunidad de ir a una buena universidad porque le niegan el acceso a los fondos privados de ayuda por ser indocumentados", dijo Caroline Vera, una estudiante de colegio comunitario que está preparándose para ir a la Universidad de California Berkeley el curso próximo.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: