Spanish

California aporta casi un tercio de los
jóvenes que se podrán beneficiar de la llamada Política de Acción
Diferida que facilita la legalización de jóvenes indocumentados en el
país, según un informe presentado este martes.

Según el resumen
ejecutivo "Alivio de la Deportación: Perfil Demográfico de los Soñadores
Potencialmente Elegibles Bajo la Política de Acción Diferida" del
Migration Policy Institute (MPI, en inglés), California cuenta con cerca
de 460.000 jóvenes indocumentados de un total de 1,76 millones
calculados en el país.

"La iniciativa de la acción diferida,
con sus requisitos educativos, ofrece a estos jóvenes un incentivo
importante para permanecer en la escuela y obtener sus diplomas de
preparatoria", afirmó Margie McHugh, codirectora del Centro Nacional de
Integración de inicial políticas de Inmigración de MPI.

La
cifra del Estado Dorado es más del doble del segundo estado, Texas, que
presenta 210.000 y más del triple de Florida, el tercero del país con
140.000 posibles beneficiados.

Completando los primeros cinco
estados, figuran Nueva York con 110.000 beneficiarios potenciales, e
Illinois con 90.000. Estos cinco estados representan el 57 % del total
de la población elegible, según el reporte.

Cerca de tres de
cada cuatro del total de posibles beneficiarios (alrededor de 1,3
millones) nació en México o en América Central, mientras un poco más de
uno de cada 10 (más de 180.000) proviene de otros países de
Latinoamérica.

Los posibles beneficiados originarios de Asia
representan un 9 % del total (cerca de 170.000) y un 6 % (alrededor de
110.000) provienen de otras partes del mundo.

El 52 % de
quienes se pueden beneficiar de la acción diferida son hombres y casi
seis de cada 10 de los 1,26 millones de posibles beneficiarios mayores
de 15 años, forman parte actualmente de la fuerza laboral.

El
análisis se basó en datos de la Encuesta de Población (CPS, en inglés)
2006-08 que incluyó por primera vez información sobre el estado legal de
los inmigrantes no ciudadanos y de la CPS 2008-10.

Para
beneficiarse de la acción diferida - que detiene la deportación y ofrece
un permiso de trabajo a los inmigrantes indocumentados - los jóvenes
deben haber entrado al país antes de los 16 años y haber residido sin
interrupciones desde el 15 junio de 2007.

Además deben estar
estudiando o haberse graduado de la escuela secundaria o haber sido
dados de alta honorablemente de las Fuerzas Armadas y no haber sido
declarados culpables de un delito mayor o de tres o más delitos menores.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: