El poderoso dólar habló, esta vez para
acallar y regañar al Senador de Arizona Russell Pearce, campeón de la medidas
represivas de control migratorio, y éste se quedó quieto y callado.

Blandiendo más poder y razón que la Administración
Obama, Intel Corporation, Honeywell Aerospace, Wells Fargo Bank parecen más
capaces de acallar cinco años de tormentosos y envenenados discursos en contra
de la inmigración ilegal.

Más efectivo que el Congreso, Vanguard Health
Systems, Nestlé-Purina, PetSmart, U.S. Airways, Blue Cross Blue Shield -61
corporaciones comerciales en total –le dijeron al Senado de Arizona que se deje
de molestar, en una carta dirigida al Presidente del Senado Pearce fechada
marzo 14 y solo tres días después el Senado de Arizona muy servicial obedeció
votando en contra de sus cinco nuevos proyectos de ley anti inmigración ilegal.

'Estúpido, se trata de la economía'
aleccionaron los 61 líderes empresariales al Senador Pearce, urgiéndole a
"preocuparse de nuestro déficit estructural y asegurar un ambiente económico
que atraiga y retenga trabajos de alta calidad".

Un entusiasta anti inmigrante el Senador
Pearce, orgulloso proponente de la infame ley Arizona SB 1070 recibió una
lección en cívica por parte de los poderosos empresarios que hablaron de cuán
"poco sabio" era para la Legislatura del Senado "aprobar cualquier legislación
adicional en inmigración".

Preocupados por las proverbiales ganancias
los empresarios recordaron al Senador Pearce: "cuando Arizona emprende por su
cuenta en esta materia –inmigración ilegal- indeseadas consecuencias
inevitablemente ocurren".

"El hecho que la Gobernadora Brewer destinara
$250,000 a reparar la reputación de Arizona sugiere fuertemente que estos
esfuerzos –justos o injustos- son perjudiciales a nuestra imagen," tronaron los
empresarios.  El nombre "Arizona"
se ha convertido en un riesgo, un mal nombre que espanta a negocios de venir al
estado o de siquiera asociarse con empresas basadas en, o asociadas con lo que
se percibe es el infame "estado SB1070".

Los verdaderamente poderosos –no la Casa
Blanca o el Congreso, mucho menos las sedientas de sangre milicias de los
minutemen- invocan a una "reforma migratoria significativa" y listaron
puntualmente: seguridad de frontera, robo de identidad, sistemas de
verificación y políticas razonables y realizables –no las inexactas y carentes
de sentido bases de datos E-Verify o Secure Communties- y "la creación de un
programa de trabajadores invitados significativo".

No por principio ó por humanidad, pero el dinero
habló la verdad.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Daniel Maldonado