Pongamos al descubierto algunas falsedades.

Raza, cultura,
lenguaje y religión siguen siendo las grandes "fallas geológicas" por
las cuales todas las naciones, sin importar cuan "iluminadas",
continúan profundamente fracturadas.

"Buen carácter moral" es un
término común que se emplea en derecho migratorio, pero cuando se trata
del populacho y de políticos que bailan a su son, enmascara temores y
prejuicios muy profundos.  Que quede claro, todo país en el mundo tiene
el derecho de reservar admitir dentro de sí a personas a las que juzgue
de "buen carácter moral".

Por ejemplo, en cualquier parte del mundo
un conductor ebrio que provoca la muerte o heridas de otras personas
merecer ser castigado con absoluta severidad.  La desafortunada
realidad es que, para añadir insulto a la herida, si tal criminal
coincide ser un inmigrante, esto es inmediatamente utilizado para
arrojar una ominosa sombra sobre todo y cualquier inmigrante.

Este
fue el caso en Virginia Beach cuando un "inmigrante ilegal" que
conducía en estado de ebriedad mató a dos adolescentes en marzo del
2007.  Además de la resultante ira de la comunidad, activistas
anti-inmigrantes se apoderaron de la ocasión para alegar que estas y
otras víctimas "estuvieran vivas si nuestras fronteras estuviesen
selladas".

¿Qué bien puede resultar de culpar a los inmigrantes y
confundir el verdadero cuadro de la plaga de los conductores ebrios? 
El hecho es que una persona muere cada media hora y otra resulta herida
cada 2 minutos todos los días en Estados Unidos.

¿Sellar la frontera solucionará el problema?

Organizaciones
xenófobas como "FIRE" (Federal Immigration Reform and Enforcement)
denuncia en su sitio internet "la invasión y ocupación de los Estados
Unidos por parte de extranjeros ilegales provenientes de naciones
extranjeras", y va más allá al plantear la pregunta ¿Cuántas mujeres,
niños y agentes del orden morirán a manos de los extranjeros ilegales?"

La
realidad es que a personas a las que tan solo se presuma no gozan del
estatus "legal" no solo se les deniega privilegios legales sino también
todo derecho humano básico.  No tienen recurso ante una corte judicial,
y se los arresta con base a su apariencia física o rasgos raciales;
esto involucra a toda persona que calce el criterio infame de la Corte
Suprema denominado "Apariencia Mexicana".

¿Cómo se explica entonces
que de cada 100 arrestos por parte de la policía local "por apariencia
mexicana" sólo 14 reciben cargos por violar la ley de inmigración? 
Pensemos al respecto, 100 personas que se pasan la luz roja y que
además tienen "apariencia mexicana" son detenidas bajo sospecha de ser
ilegales.

Si algún verdadero "buen carácter moral" todavía nos
caracteriza , debemos urgentemente erradicar todo odio y prejuicio que
fácilmente alimenta las llamas de genocidios como los ocurridos en
décadas recientes.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
AL DÍA News