Politicos locales expresaron su enojo ante el tiroteo en Tucson, Arizona ayer por la tarde en el que murieron seis personas y dejó gravemente herida a la representante estatal Gabrielle Giffords (D-AZ) de 40 años.

"No entiendo, en especial a una mujer como ella que era muy querida en Arizona. La gente ahí la quería, no era muy controversial. Esto no tiene ningún sentido", dijo el congresista demócrata Bob Brady quien asegura habló con Giffords el viernes pasado.

Por su parte el congresista Chakkah Fattah describió a Giffords como una colega sobresaliente. "La representante y yo somos amigos. He trabajado con ella por muchos años y ha sido un extraordinario miembro del congreso", dijo Fattah.

Así reportó KYW

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Adriana Arvizo / Redacción AL DÍA