El monseñor William J. Lynn al entrar a la corte de quejas comunes en Filadelfia.

Este viernes finalmente una corte anunció el veredicto final en contra de dos sacerdotes de la Arquidiócesis de Filadelfia en medio de una investigación por supuestos casos de abuso sexual.

El jurado encontró al monseñor William J. Lynn culpable bajo el cargo de poner en peligro a menores de edad, y fue absuelto de los cargos de conspiración y uno más por poner en peligro la seguridad de menores. Lynn es el primer miembro de la iglesia católica en EE.UU. en ser juzgado por permitir o encubrir abusos sexuales cometidos por miembros de la iglesia.

"Es un día importante para las víctimas del abuso institucionalizado", dijo el fiscal de Filadelfia, Seth Williams. "No es fácil superar décadas de encubrimiento y una cultura de silencio. Este veredicto ayudará a poner un fin a la indiferencia que tantas víctimas de abuso han recibido".

"Las lecciones del año pasado han hecho de nuestra Iglesia un guardián más vigilante de seguridad de nuestro pueblo. La Arquidiócesis de Filadelfia está en el buen camino de la reforma y renovación que requiere la honestidad y la esperanza. Nos hemos comprometido a prestar apoyo y asistencia a los feligreses, ya que la Iglesia trata de comprender la violencia sexual, y crear un ambiente seguro y acogedor para todos, incluyendo a las víctimas en el pasado", lee un comunicado.

"La Arquidiócesis de Filadelfia ofrece una sincera disculpa a todas las víctimas de abuso sexual del clero. Ahora y en el futuro, la Iglesia seguirá tomando medidas enérgicas para asegurar un ambiente sano de la iglesia para todos los feligreses de Filadelfia", concluye el comunicado.

De 1992 al 2004, monseñor Lynn fue Secretario del Clero, una posición que lo hacía responsable de investigar cualquier reporte de abuso a menores por parte de los sacerdotes, así como de hacer las recomendaciones necesarias para evitar su reincidencia.

Por otra parte, en el caso del padre James J. Brennan, otro miembro acusado de la arquidiócesis, el jurado no llegó a un veredicto final en cuanto a los cargos por intento de violación y poner en peligro la seguridad de menores de edad.

La jueza M. Teresa Sarmina eximió a el jurado de la corte de quejas comúnes, por lo que el juicio ha terminado, con la anulación de los cargos de Brennan.

La arquidiócesis declaró que este ha sido un momento difícil para todos los católicos, especialmente para las víctimas de abuso sexual. 

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
AL DÍA News