Spanish

"Estoy muy orgullosa del título de mi autobiografía. Considero que 'agua' es una de las palabras que más americanos saben. Quiero que las dos culturas me entiendan, la latina y la estadounidense", dijo en entrevista con AL DÍA la artista, escritora y cuentera boricua, Michele Carlo, quien se presentará en Filadelfia en el gran evento de cuenteros de la organización Fisrt Person el próximo 26 de abril.

[VIDEO:http://www.youtube.com/watch?v=LkyWXnIb4iE&feature=related 580x357]

El conocido refrán en inglés "A fish out of water" hace referencia a una persona que no pertenece a cierto grupo o lugar.    

"Así me sentí yo mientras crecía, como un "Fish out of Agua". Soy pelirroja, mi piel es clara, tengo pecas, cuando en mi familia todos se ven diferentes. Crecí en un vecindario irlandés en Nueva York y aunque me veía como ellos, en el momento en  que se enteraban de que era puertorriqueña era una 'spic'".

Hija de padres puertorriqueños y nacida y criada en el Bronx, Carlo, de 50 años, presentó su libro autobiográfico en agosto pasado y ahora divide su tiempo entre su trabajo de producción en una agencia publicitaria de modas y haciendo presentaciones 'stand up' en donde relata muchas de las experiencias personales que incluyó en su libro.

"Se escucha un llamado por el altavoz en el desfile puertorriqueño: 'la familia que trajo a esta niña americana pelirroja podría venir a recogerla'. Yo miro a mi alrededor. Espero un minuto, yo soy la niña blanca, yo soy la niña perdida", cuenta una de las anécdotas en el libro.   

Pero no todas las historias son cómicas.  

"Mi libro es como una cebolla, con muchas capas. Hablo de las familias latinas, de nuestros esqueletos en el armario. Hablo de celos, de racismo, temas muy serios, pero después me río. Es complicado, como la vida".

La actriz graduada de la School of Visual Arts de Manhattan asegura que en su vida ha enfrentado cosas muy dolorosas que ha que podido sobrepasar haciendo todo tipo de arte.   

"Como intérprete llevo 15 años. Tengo mi pequeña trayectoria como actriz en cine independiente, hice teatro, segmentos de comedia, espectáculos estilo 'burlesque'. Como cuentera me he presentado durante los últimos siete años y también por mucho tiempo hice presentaciones con mi personaje de Carmen Mofongo".

Según Carlo, Mofongo era la actriz Carmen Miranda de la decada de los cincuenta pero de esta generación y del 'lower east side' de Manhattan.    

"Como comediante con Mofongo me divertí. Ella era Miranda en puertorriqueña llena de cosas en la cabeza. La interpreté por muchos años a finales de los noventa, pero tú sabes, terminas una cosa y pasas a lo que sigue".

Para Carlo, su profesión es complicada, pues los medios principales en inglés en general no toman en serio a los artistas hispanos .  

"Creo que es porque no tenemos tanto apoyo como otros artistas. La única manera en la que un medio reconocido en inglés va a tomar en serio a un artista es por lo económico. Latinos comprando discos, boletos de obras de teatro, libros. Cuando en mi familia me dicen 'compré tu libro y se lo presté a todos mis primos', eso no ayuda".  

Parte de la solución para mejorar la imagen de los latinos, piensa Carlo, es lograr que algún cineasta de Hollywood se anime a empaquetar a las diferentes nacionalidades de hispanos en un filme.

"Creo que los latinos somos tan diferentes, porque hay boricuas, mexicanos, colombianos, cubanos y españoles, somos tan diversos demográfica y geográficamente que es difícil empaquetarnos y a la sociedad no le gusta eso. A la sociedad le gustan los estereotipos".  

La boricua da el ejemplo de los italianos, que en la década de los treinta aparecen representados como mafiosos y sin educación.

"Después ves la película 'Moonstruck' escrita por John Patrick Shanley a finales de la década de los ochenta que representa a una familia italo-americana y ves el lado humano, el lado real con sus defectos y virtudes. Hasta que eso no pase para nosotros, para tí y para mí, para la comunidad latina, vamos a seguir siendo 'malignos'".

La puertorriqueña tiene fe en que ese alivio a la imagen de los latinos vendrá de un filme, un libro o una pieza de arte.

Carlo se mostró muy emocionada de venir a Filadelfia, una ciudad que no visita desde que tenía 17 años, y sobre todo, de participar en el Duelo Nacional de Cuenteros.

Para más información: www.michelecarlo.com y www.firstpersonarts.org

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: