Spanish

El recientemente fallecido cardenal
Anthony Joseph Bevilacqua ordenó en 1994 destruir una lista de
presuntos sacerdotes pederastas, según denunciaron los abogados de
un clérigo que trabajó para él y que se enfrenta a un posible juicio por
abusos a niños en Filadelfia (EE.UU.).

Los abogados de
monseñor William Lynn, de 61 años, hicieron la revelación ante un
tribunal de Filadelfia para que se desestimen los cargos contra su
cliente, acusado de permitir que sacerdotes "peligrosos" tuvieran
contacto con niños, según la cadena CNN.

Lynn sirvió en la
Archidiócesis Católica de Filadelfia como secretario del clero cuando
Bevilacqua era el arzobispo, entre finales de los ochenta y finales de
los noventa.

Por iniciativa propia, Lynn decidió revisar los
archivos secretos de la archidiócesis y creó una lista de 35 sacerdotes
acusados de conductas supuestamente abusivas o que padecían algún
trastorno sexual, de acuerdo con sus abogados.

Después le
entregó la lista a Bevilacqua, quien en 1994 ordenó a monseñor James
Molloy que la destruyera, según un memorando escrito a mano por este
último.

Molloy, fallecido en 2006, era entonces supervisor de
Lynn y decidió guardar bajo llave una copia de la lista de los presuntos
sacerdotes pederastas.

Esa copia salió a la luz este mes,
después de la muerte de Bevilacqua, que falleció el pasado 31 de enero a
los 88 años tras una larga enfermedad.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: