La personalidad deportiva más antipática y menos querida por el gran público estadounidense es el mariscal de campo de los Eagles de Filadelfia Michael Vick, seguido por el golfista Tiger Woods, según la compañía "Q Scores Company", que realiza encuestas de popularidad.

El hasta hace menos de un año el deportista modelo para el gran público estadounidense, también ha caído en "desgracia" después de conocerse todas las "infidelidades" extra matrimoniales que le han costado también el divorcio.

El tercer lugar de la lista de deportistas estadounidenses más antipopulares se encuentra el receptor profundo de los Bengals de Cincinnati, Terrell Owens, junto a su nuevo compañero de equipo el también recibidor Chad Ochocinco, que ocupa el cuarto lugar.

El escolta Kobe Bryant es la quinta figura más odiada en los deportes de EE.UU. 

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Andrea Vega / Redacción AL DÍA