Las infecciones virales en la niñez podrían ser origen de obesidad en adultos, según un estudio que ha descubierto que los niños expuestos a una cepa particular de adenovirus fueron significativamente más propensos a ser obesos.

El estudio realizado por la Escuela de Medicina de San Diego, de la U. de California, fue publicado recientemente en la revista Pediatrics, con motivo del mes dedicado a concienciar sobre la obesidad infantil.

En Estados Unidos se calcula que el 17% de los niños y adolescentes son obesos y las autoridades sanitarias advierten de que los niños obesos tienen entre un 70 y un 80% de posibilidades de convertirse en adultos obesos.

Para realizar el estudio el profesor de pediatría clínica de la Universidad de California, Jeffrey B. Schwimmer, y sus colegas estudiaron a 124 niños con edades entre 8 a 18, para detectar la presencia de anticuerpos específicos para el adenovirus 36 (AD36).

Este adenovirus es uno de los más de 50 tipos conocidos relacionados con las infecciones respiratorias y gastrointestinales en los humanos.

Según los datos de la investigación más de la mitad de los niños que participaron en el estudio, el 67 por ciento, fueron considerados obesos, con base a un índice de masa corporal (IMC) en el percentil 95 o superior.

La obesidad se define por el índice de masa corporal (IMC), un cálculo basado en el peso de una persona y la altura, y el sobrepeso se define como un IMC igual o superior al percentil 85, pero menor que el percentil 95.

Los niños que a los que se les detectó el AD36 pesaba casi 22 kilos más, en promedio, que los niños que dieron negativo.

Dentro del grupo de niños obesos, aquellos con evidencias de que sufrieron alguna infección derivada del AD36 pesaban un promedio de 15 kilos más que los niños obesos en general y que los que dieron negativo al AD36.

"Esta cantidad de peso extra es una preocupación importante a cualquier edad, pero especialmente para un niño", dijo Schwimmer, quien también es director del departamento de Peso y Bienestar del Hospital Rady para niños en San Diego.

"La obesidad puede ser un indicador de futuros problemas de salud como enfermedades cardíacas, enfermedad hepática y diabetes. Un peso extra de entre 15 y 22 kilos es más que suficiente para aumentar en gran medida los riesgos", advirtió. 

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Andrea Vega / Redacción AL DÍA